Tengo estreñimiento, ¿qué puedo hacer?

Actualizado 15/11/2017 13:08:00 CET
Estreñimiento, baño, papel higiénico
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / RYANKING999

    MADRID, 15 Nov. (EDIZIONES) -

   El estreñimiento constituye uno de los problemas más frecuentes en la población, pues se calcula que afecta a casi uno de cada cinco españoles; lo que le convierte en uno de los motivos más frecuentes de consulta en los centros de Atención Primaria, hasta el 20 por ciento de las consultas de aparato digestivo.

   Es un problema universal que no atiende a edad, género, ni nivel educativo. Aunque los datos de la Sociedad Española de Patología Digestiva muestran que, de destacar, sí existe una tendencia al aumento a partir de los 60 años y, en especial, a partir de los 70 años; asimismo, en la población en general, se observa una mayor prevalencia de estreñimiento en las mujeres que en los hombres.

   "Conforme va aumentando la edad tenemos que estar más alerta porque la edad es un factor de riesgo de causa de estreñimiento más patológica no funcional. Aunque es más frecuente en mujeres, en este caso el porcentaje va aumentando con la edad, también se ve muy afectada la población adolescente", explica a Infosalus la doctora Susana Jiménez Contreras, portavoz de la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD).

   Aunque, inicialmente, no hay que preocuparse porque el estreñimiento es una condición benigna y su pronóstico es favorable, su elevada prevalencia condiciona que los costes directos e indirectos sean muy elevados; además la calidad de vida relacionada se ve notablemente deteriorada en los pacientes con estreñimiento crónico y recurrente, donde los estudios señalan que los síntomas del estreñimiento repercuten de manera clara y evidente sobre su bienestar psicológico.

   Jiménez Contreras señala que "se considera que se tiene un problema de estreñimiento si el paciente no presenta deposiciones en más de tres días o si esas heces, aunque se produzcan antes de los tres días, son muy dificultosas o requiere de cambios posturales o maniobras para favorecer la expulsión. En estos casos también se considera estreñimiento".

   La experta recuerda que el paciente afectado puede solo sentirse estreñido, sin embargo, muchos otros pacientes afirman sentirse con inflamación en el abdomen; pueden sentir sensación de plenitud, es decir que se sienten llenos aunque coman poca comida, y con saciedad precoz. Además, pueden tener gases, dolores abdominales y de espalda.

   Por otro lado, aunque son síntomas menos conocidos del estreñimiento, también puede producirse por la aparición de los gases, el endurecimiento de las heces y el estancamiento de las mismas en el recto, dolores de cabeza, cansancio, nerviosismo e irritabilidad.

¿CÓMO SE PUEDE EVITAR EL ESTREÑIMIENTO?

   "Cuando aparece el estreñimiento hay que tener en cuenta la edad del paciente, el tiempo de evolución y si va acompañado de otros síntomas como mucosidad en las heces, sangre, si tiene dolor antes o después de la deposición y si tiene antecedentes", explica la experta.

   Según señala la sociedad médica en una guía publicada en la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD), se debe hacer especial énfasis en la necesidad de ingesta de fibra dietética, de hacer ejercicio físico moderado y de la no inhibición de la defecación.

   Es importante que se tenga una adecuada ingesta de agua y se complemente con la introducción de fibra en la dieta; llevar una vida activa, realizando ejercicio físico produce mejoría en los síntomas asociados al estreñimiento.

   "Si se encuentra una causa específica hay que ponerle tratamiento a esa causa, y si lo que tiene es un estreñimiento funcional es posible que el colon haya perdido movilidad, entonces hay que dar al paciente consejos dietéticos", señala la experta, que incide en la importancia de una buena hidratación, aumentar la ingesta de frutas y verduras, y hacer ejercicio regular.

Si esto no funciona el siguiente paso es poner un suplemento de fibra, y, sí aún así no se consigue defecar, lo que se aconseja es el uso de laxantes en función de las características del paciente, a poder ser a recomendación de un especialista en Digestivo.

   Además de estos consejos, es recomendable el adquirir el hábito de intentar la defecación cuando surge el deseo consciente y espontáneo de la misma (especialmente después del desayuno), así como procurar un ambiente cómodo y relajado, puede mejorar el estreñimiento de una proporción mayoritaria de los pacientes, evitando con ello un consumo excesivo o inadecuado de laxantes.

Lo más leído

  1. 1

    Científicos creen que una vacuna contra el nuevo coronavirus podría estar lista en 3 meses

  2. 2

    China construiría en 10 días un hospital con 1.000 camas y moviliza a personal médico de todo el país hasta Wuhan

  3. 3

    España no pondrá controles en los aeropuertos por el coronavirus

  4. 4

    Causas del dolor de muñecas

  5. 5

    ¿Por qué comer y beber no se llevan bien con la anestesia? Estas son todas las razones