La tasa de presión arterial sistólica alta aumenta globalmente

Actualizado 12/01/2017 8:27:44 CET
Tensión, presión arterial
GETTY/ALEXRATHS

MADRID, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un análisis que incluyó a 8,7 millones de participantes revela que la tasa de presión arterial sistólica (PAS) elevada aumentó sustancialmente a nivel mundial entre 1990 y 2015. En 2015 unos 3.500 millones de adultos tenían presión arterial sistólica de entre 110 y 115 mm Hg y 874 millones de adultos registraban PAS de 140 mmHg o más, según el trabajo publicado en la edición de este martes de 'JAMA'.

La presión arterial sistólica de por lo menos 110 mm Hg se ha relacionado con múltiples problemas cardiovasculares y renales, como cardiopatía isquémica, enfermedad cerebrovascular y patología renal crónica. La epidemia mundial de obesidad puede aumentar aún más la PAS en algunas poblaciones y cuantificar los niveles de PAS es importante para dirigir las políticas e intervenciones de prevención.

El profesor Christopher JL Murray, del Instituto de Medición de la Salud y Evaluación de la Universidad de Washington, Seattle, Estados Unidos, y sus colegas estimaron la asociación entre la PAS de entre 110 y 115 mm Hg y la PAS de 140 mm Hg o más y la carga de diferentes causas de muerte y discapacidad por edad y sexo, sobre la base de 844 estudios de 154 países (publicados entre 1980 y 2015) con 8,69 millones de participantes.

Los investigadores descubrieron que la tasa de PAS elevada (110-115 o mayor y 140 mm Hg o mayor) aumentó sustancialmente entre 1990 y 2015, y los años de vida ajustados en función de la discapacidad (DALYs, por sus siglas en inglés) y las muertes asociadas con incremento de la PAS también crecieron.

PRESIÓN ARTERIAL ELEVADA, PRINCIPAL CONTRIBUYENTE A MUERTE PREVENIBLE

La presión arterial sistólica de al menos entre 110 y 115 mm Hg se relacionó con más de 10 millones de muertes y más de 212 millones de DALYs en 2015, un aumento de 1,4 veces desde 1990. Comparado con todos los otros riesgos específicos cuantificados en un estudio de 2015, la PAS de 110 a 115 mm Hg fue el principal contribuyente mundial a la muerte prevenible en 2015.

"Estas estimaciones son preocupantes, ya que en 2015, unos 3.500 millones de individuos registraban un nivel de PAS de al menos 110 a 115 mm Hg", escriben los autores. El mayor número de muertes relacionadas con la PAS fue causado por cardiopatía isquémica (4,9 millones), accidente cerebrovascular hemorrágico (2 millones) y accidente cerebrovascular isquémico (1,5 millones).

Cinco países representaron más de la mitad de los DALYs globales asociados con la PAS de 110 a 115 mmHg: China, India, Rusia, Indonesia y Estados Unidos. "Es probable que continúen aumentando a nivel mundial tanto el número proyectado como la tasa de prevalencia de la PAS de 110 a 115 mm Hg. Estos resultados apoyan realizar mayores esfuerzos para controlar la carga de la PAS de 110 a 115 mm Hg para reducir la carga de la enfermedad", concluyen los investigadores.