Publicado 28/09/2021 12:12CET

La tasa global de mortalidad de pacientes con insuficiencia cardíaca hospitalizados por la COVID-19 fue del 47%

Archivo - Especialistas y paciente en UCI
Archivo - Especialistas y paciente en UCI - RIBERA - Archivo

MADRID, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

La tasa global de mortalidad de pacientes con insuficiencia cardíaca hospitalizados por la COVID-19 fue del 47,6%, aunque fue más alta entre los que tuvieron insuficiencia cardíaca como complicación aguda durante el ingreso (53%) que entre los que la presentaban de forma crónica en el momento de ser hospitalizados (45%), según un estudio del Registro SEMI-COVID que ha identificado los predictores de mortalidad en estos pacientes.

El mismo estudio señala que se identificaron como predictores de mortalidad en pacientes con insuficiencia cardíaca hospitalizados por COVID-19 mayores de 80 años, grado de dependencia severa, deterioro de la función renal y elevación parámetros inflamatorios séricos; y entre los pacientes fallecidos había más proporción de pacientes diabéticos con lesión de órgano diana, hipertensión arterial e insuficiencia renal moderada-severa.

Esta nueva investigación retrospectiva basada en datos de 16.461 pacientes del Registro SEMI-COVID-19 de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), y liderada por internistas del Hospital Clínico San Carlos de Madrid y del Hospital Regional Universitario de Málaga, ha sido publicada en 'Revista Clínica Española' (RCE).

De los 16.461 pacientes analizados del Registro SEMI-COVID-19, 1.740 tenían antecedentes de insuficiencia cardíaca y/o la habían sufrido como complicación durante el ingreso por COVID-19 y 1.718 (10,4%) fueron incluidos finalmente en el estudio (56,5% varones, con una edad mediana de 81,4 años). De estos, 819 fallecieron (tasa de mortalidad global del 47,6%)

Entre los pacientes fallecidos había más proporción de pacientes diabéticos con lesión de órgano diana, hipertensión arterial e insuficiencia renal moderada-severa. Además, presentaron más frecuentemente: frecuencia cardíaca más elevada, taquipnea, menor saturación de oxígeno y presencia de consolidación pulmonar bilateral al ingreso.

Los pacientes con insuficiencia cardíaca hospitalizados por COVID-19, según el estudio, mostraron un número elevado de complicaciones, siendo el Síndrome de Distrés Respiratorio Agudo (SDRA) la más frecuente (51,7%).

Contador