Publicado 18/03/2021 16:31CET

El sueño favorece la eliminación de sustancias implicadas en la enfermedad de Alzheimer

Archivo - MAYORES DURMIENDO, Cama, Dormir
Archivo - MAYORES DURMIENDO, Cama, Dormir - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / ANNA BIZON - Archivo

MADRID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

El sueño favorece la eliminación de sustancias implicadas en la enfermedad de Alzheimer, según ha explicado la responsable de la Consulta de Patología del Sueño del Servicio de Neurología del Hospital La Luz, Laura Lillo, con motivo de la celebración, este viernes, del Día Mundial del Sueño.

"Así, la evidencia científica sugiere que las patologías del sueño, que reducen su duración y calidad, como el insomnio y el Síndrome de Apnea/Hipopnea del sueño, aumentan el riesgo de presentar demencia, y aceleran el curso de la misma", ha detallado Lillo.

Por eso, siempre que uno presente dificultad para dormir, de cualquier origen, es fundamental buscar la ayuda de un especialista en Medicina del Sueño. "El adecuado diagnóstico y tratamiento de las patologías del sueño, es la mejor manera de proteger nuestro cerebro frente al desarrollo de enfermedades neurodegenerativas", ha aseverado esta especialista.

El incremento de la esperanza de vida lleva asociado una mayor prevalencia de patologías entre las que destacan las enfermedades neurodegenerativas. "No podemos ignorar los trastornos de sueño que se asocian a estas patologías. Con frecuencia debido a la propia neurodegeneración de los centros y vías reguladores del sueño", ha enfatizado la jefa asociada de servicio de Neurofisiología del Hospital La Luz, Anabel Puente.

De hecho, estudios polisomnográficos (estudios que registran las ondas cerebrales, niveles de oxígeno en la sangre, frecuencia cardiaca y respiratoria, así como los movimientos de los ojos y las piernas durante el sueño), realizados en pacientes con enfermedad de Alzheimer muestran alteraciones en el sueño REM (ciclo de sueño que ocurre entre los 70 y 90 minutos después de dormirse).

"Tardan más en entrar en sueño REM y se encuentran durante menos tiempo en esta fase. Estos hallazgos parecen relacionados con una alteración de las vías colinérgicas responsables también de las alteraciones en la memoria", ha dicho Puente.

Ambas expertas del Hospital La Luz coinciden en afirmar que en el caso de los enfermos de Parkinson se ha identificado que entre un 60 y 90 por ciento sufren alteraciones de sueño como síndrome de piernas inquietas, insomnio, hipersomnia o incluso alteraciones que pueden preceder varios años a la propia enfermedad como los trastornos de conducta asociados al sueño REM.

"Incluso patologías de gran prevalencia en la población general se pueden encontrar con gran frecuencia, como el síndrome de apnea del sueño hasta en un 60 por ciento de los pacientes", ha matizado Puente.

Por tanto, describe la jefe de servicio de Neurofisiología, valorar el sueño en los pacientes con enfermedades neurodegenerativas, mediante una adecuada historia de sueño y la realización de estudios polisomnográficos si es preciso, puede ser fundamental en el manejo de muchos de los síntomas que presentan a lo largo del día.

Contador

Para leer más