Hallan posible causa de que la mujer con síndrome de ovario poliquístico tenga más riesgo de diabetes tipo 2

Actualizado 17/01/2011 18:42:01 CET
- Getty Images

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las mujeres con síndrome de ovario poliquístico (SOPQ) presentan anomalías en su tejido adiposo (grasa), un descubrimiento realizado por investigadores de la Universidad de Gothenburg (Suecia) que podría ofrecer respuestas a por qué estas mujeres desarrollan diabetes tipo 2 más fácilmente y demuestra la importancia que tiene para la salud de las pacientes con este problema no subir de peso. El hallazgo se publica en 'The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism'.

Según la investigadora del Departamento de Fisiología de la Academia Sahlgrenska de la Universidad de Gothenburg Louise Manners-Holm, "ya se sabía que las mujeres con SOPQ presentaban a menudo resistencia a la insulina, en otras palabras, sus células eran menos sensibles a la insulina y corren un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2". "Altos niveles de testosterona en la sangre de estas mujeres podrían ser una de las principales razones para esto", dice.

Sin embargo, este último estudio demuestra que anomalías en el tejido adiposo podrían ser más significativas a este respecto. Cerca de la mitad de las mujeres con SOPQ tienen problemas de sobrepeso u obesidad y se cree que el exceso de grasa es depositado, sobre todo, alrededor de la cintura.

Para realizar este trabajo se emparejó a 31 mujeres con SOPQ con otras 31 mujeres sin este síndrome, pero de la misma edad --entre los 21 y los 37 años-- e índice de masa corporal (IMC), que iba desde personas con un peso por debajo de lo normal hasta la obesidad extrema.

"La comparación entre grupos demostró que las mujeres con SOPQ carecían de una anormal gran cantidad de grasa alrededor de su cintura, pero que presentaban grandes células de grasa y tejido adiposo con la función alterada", señala.

MENOR SENSIBILIDAD A LA INSULINA

En mujeres con SOPQ, los tejidos adiposos producen menos cantidad de la hormona 'buena' adiponectina, que incrementa la sensibilidad del cuerpo a la insulina. Además, la actividad de la enzima conocida como lipoproteína lipasa es baja, circunstancia que puede afectar al metabolismo de la grasa en el cuerpo.

Un total de 74 mujeres con SOPQ participaron en este estudio, que también demostró que las anomalías del tejido adiposo en las mujeres con este síndrome podría jugar un papel clave en el incremento del riesgo de estas mujeres para desarrollar diabetes tipo 2.

Los factores más vinculados con la resistencia a la insulina fueron el tamaño de las células de grasa, la cantidad de adiponectina en la sangre y las dimensiones de la cintura. Sin embargo, los niveles de testosterona no jugaron un papel significativo en este análisis.

"No entendemos de forma completa el mecanismo por el que las células grandes de grasa tienen efectos negativos, pero los resultados demuestran que eso es particularmente importante para la salud de las mujeres con SOPQ que no suban de peso", indica la investigadora.

El síndrome de ovario poliquístico es el desorden hormonal más común en mujeres en edad fértil, en concreto, afecta a entre el 5 y el 10 por ciento de las mujeres en este periodo. Se caracteriza por una resistencia a la insulina y elevados niveles de testosterona. Los síntomas más comunes son menstruaciones irregulares, problemas de crecimiento del cabello, acne y exceso de peso.

A largo plazo, las mujeres con este síndrome corren un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y posiblemente, problemas cardiovasculares también. En estos momentos, se desarrolla una investigación extensa para aumentar los conocimientos sobre los factores subyacentes que provocan esta situación.