Publicado 18/03/2020 16:52:05 +01:00CET

Una 'startup' granadina estudia melatonina intravenosa como complemento del tratamiento contra coronavirus

El investigador Pablo Nuevo
El investigador Pablo Nuevo - INYMEL BIOMÉDICA

MADRID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

Científicos y médicos de la 'startup' granadina Inymel Biomédica están trabajando para lograr un fármaco complementario al tratamiento del coronavirus. El fármaco, un preparado de melatonina inyectable, ya ha sido probado en animales y seres humanos en dos ensayos clínicos para pacientes con sepsis y neonatos con falta de oxígeno al nacer.

"En general, toda la evidencia disponible apoya que la melatonina exógena podría actuar como sustancia inmunoestimulante e inmunomoduladora, tanto en individuos sanos como inmunodeprimidos. Sería capaz de proporcionar un inicio más temprano y efectivo de respuesta inmune frente a microorganismos invasores, como bacterias, virus o parásitos", explica el doctor Antonio Jerez Calero, responsable de los estudios.

Para su administración exógena podría utilizarse la vía oral, pero la absorción y biodisponibilidad en pacientes graves sería "errática y difícil de cuantificar con exactitud". "La formulación intravenosa es la única vía que garantizaría unos niveles exactos y estables, sobre todo en pacientes críticos", puntualiza el experto.

El fármaco, aún en fase experimental, está siendo desarrollado conforme a un estudio clínico llevado a cabo por esta 'startup' de Granada. El desarrollo de la patente del fármaco ha sido realizado y liderado por un equipo de médicos y farmacéuticos de la Universidad de Granada y el Servicio Andaluz de Salud, que han investigado durante años dicho producto en su versión inyectable.

La primera de las investigaciones en pacientes de sepsis fue liderada por el investigador Pablo Bueno Laraño, obteniendo unos resultados "muy satisfactorios". La investigación en bebes prematuros ha sido dirigida por el doctor y pediatra Antonio Jerez. Ambas investigaciones se han llevado a cabo con la colaboración del Servicio Andaluz de Salud y la Universidad de Granada, tras lograr indicios relevantes en animales.

La tasa de mortalidad en enfermos de sepsis se redujo drásticamente entre los enfermos que tomaron este medicamento y se redujo igualmente los parámetros de inflamación. Además, mejoró su respuesta autoinmune reduciendo una media de siete días la estancia en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de estos pacientes.

Paralelamente, Jerez ha comprobado que los prematuros neonatos que han tomado este fármaco mejoran el metabolismo ostensiblemente y combaten mejor la asfixia. "Mejoran su capacidad pulmonar, reducen la inflamación y mejora la respuesta autoinmune de los bebes", detalla.

Se trata de un ensayo clínico multicéntrico, aleatorizado, controlado y doble ciego con seguimiento longitudinal del neurodesarrollo a largo plazo, en niños nacidos con encefalopatía hipóxica-isquémica (estado clínico que resulta de la falta de oxígeno y sangre en el cerebro al nacer). El estudio se hizo con 25 neonatos, todos los recién nacidos de más de 36 semanas de edad gestacional candidatos a ser tratados mediante hipotermia moderada corporal total.

Contador

Para leer más