Solo el 5% de los pacientes con glioblastoma vive cinco años después del diagnóstico

Publicado 20/06/2019 17:35:09CET
KARL-HEINZ NENNING - Archivo

MADRID, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

A pesar de las mejoras en la mediana y las tasas de supervivencia a corto plazo para los pacientes con glioblastoma, el tumor cerebral más común en adultos, el porcentaje de pacientes que logran la supervivencia a cinco años sigue siendo bajo, de apenas el 5,5 por ciento, según una nueva investigación de la Clínica Mayo (Estados Unidos).

Los gliomas representan alrededor del 75 por ciento de los tumores cerebrales primarios malignos, según estudios anteriores, y el glioblastoma se encuentra entre las formas más agresivas de cáncer. El análisis retrospectivo de 48.652 casos en la National Cancer Database de Estados Unidos desde enero de 2004 hasta diciembre de 2009 encontró que 2.249 pacientes sobrevivieron al menos cinco años después del diagnóstico.

Entre los que alcanzaron la supervivencia a cinco años, la duración mediana de la supervivencia fue de 88 meses. Los pacientes que no sobrevivieron cinco años tuvieron una mediana de supervivencia de sólo siete meses. "La introducción de la quimioterapia en el tratamiento del glioblastoma fue revolucionaria, aunque esta investigación sugiere que sirve más como una medida temporal contra la recurrencia de la enfermedad y la muerte", explica el autor principal del trabajo, Daniel Trifiletti.

Según el estudio, los factores asociados con la supervivencia a cinco años incluyeron la edad, la raza y el sexo. Los que lograron la supervivencia a cinco años eran adultos relativamente más jóvenes, mujeres y no blancos. Otros factores incluyeron buena salud en general, ingresos medios más altos, tumores que estaban en el lado izquierdo del cerebro o fuera del tronco encefálico, y tratamiento con radioterapia. Contrariamente a estudios anteriores, el tamaño del tumor no pareció afectar significativamente las probabilidades de supervivencia a largo plazo.

Los hallazgos sugieren que se necesitarán tratamientos más agresivos que se centren en la supervivencia a largo plazo. "Aunque es incierto cómo se puede lograr esto, es probable que requiera enfoques novedosos y radicales para el tratamiento de la enfermedad", apunta Trifiletti. El trabajo recomienda que a casi todos los pacientes se les ofrezca la posibilidad de participar en un ensayo clínico.