Sólo el 3,9% de los españoles usan lentes de contacto, según el Consejo de Ópticos-Optometristas

Actualizado 11/01/2011 15:31:42 CET
lentilla, lentes de contacto, visión, oculista, oftalmólogo
MANU CONTRERAS/FLICKR

MADRID, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

Sólo el 3,9 por ciento de los españoles usan lentes de contacto, mucho menos que en otros países de la Unión Europea, según asegura el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas, que atribuye estos resultados a la falta de información y a la creencia en falsos mitos que proliferan entre la sociedad española.

Pese a estar indicadas para la corrección de los defectos refractivos como la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo, las lentes de contacto, son sólo utilizadas por una pequeña parte de los españoles que sufren estos trastornos. Una cifra "muy inferior" a países del entorno europeo, como Reino Unido (7,1 por ciento), Suiza (6,9 por ciento), Italia (4,45 por ciento) o Francia (4,2 por ciento).

En este sentido, los profesionales de la visión recuerdan que, hoy en día, las lentes de contacto ofrecen un abanico de posibilidades que cubren casi la totalidad de correcciones visuales, incluyendo vista cansada, visión de lejos y astigmatismo. Señala además que, con los últimos avances técnicos y los nuevos materiales biocompatibles, es "prácticamente imposible" que causen incomodidad.

"Las lentes de contacto son productos sanitarios que requieren una adaptación individualizada y personalizada por parte de un óptico-optometrista", explica el presidente del consejo, Juan Carlos Martínez Moral Además, que advierte de la necesidad de seguir unas pautas para su manejo y conservación.

Asimismo, subraya que "casi todas las personas pueden utilizar lentes de contacto, aunque es el óptico-optometrista el que puede evaluar si un paciente es apto para su utilización". Según indica, este profesional es el encargado de realizar la adaptación individualizada de las lentes de contacto y de explicar las indicaciones a seguir en cuanto a su uso y mantenimiento correcto.

"Las lentillas son productos muy específicos y delicados, por lo que no se deben adquirir por Internet o en bazares, mercadillos u otros puntos de venta no autorizados, ya que, en este caso, no están sujetas a ningún tipo de control o medida de seguridad sanitaria", concluye el experto.