Los sofocos en mujeres menopáusicas pueden indicar un mayor riesgo de problemas cardíacos y metabólicos

Archivo - Mujer abanicándose por el calor.
Archivo - Mujer abanicándose por el calor. - ISTOCK - Archivo
Publicado: lunes, 3 junio 2024 7:52

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las mujeres que experimentan síntomas vasomotores de moderados a graves enfrentan un riesgo tres veces mayor de enfermedad hepática esteatótica asociada a disfunción metabólica (MASLD) en comparación con aquellas con síntomas leves, según una investigación presentada en ENDO 2024 (Estados Unidos)

Los síntomas vasomotores incluyen sofocos o sudores nocturnos, síntomas que se han convertido en sinónimos de menopausia. "Esta investigación es importante ya que contribuye a comprender el vínculo entre los síntomas vasomotores y los factores de riesgo cardiometabólicos", reporta Eleni Armeni investigadora del Segundo Departamento de Obstetricia y Ginecología de Hospital Nacional Aretaieio y Universidad Kapodistrian de Atenas, Grecia. "Es crucial para el público en general porque enfatiza cómo los sofocos y los sudores nocturnos pueden indicar un mayor riesgo de problemas cardíacos y metabólicos".

MASLD también se conoce como enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD). En este estudio transversal, los investigadores intentaron analizar la probabilidad de que alguien desarrolle MASLD relacionado con la menopausia y el posible vínculo con los síntomas vasomotores.

"Las mujeres que experimentan estos síntomas deben consultar a un profesional de la salud para abordar los síntomas y evaluar su salud cardiovascular", insiste Armeni. "Anteriormente, los síntomas vasomotores se consideraban principalmente indicadores de deficiencia de estrógeno, pero este estudio sugiere implicaciones más amplias para la salud cardiovascular relacionadas con este desequilibrio hormonal".

Armeni y su equipo evaluaron a 106 mujeres perimenopáusicas y posmenopáusicas tratadas en una clínica ambulatoria de menopausia. Estimaron la enfermedad hepática esteatótica (SLD) para determinar el riesgo del índice de hígado graso. Los investigadores tuvieron en cuenta la edad, el ejercicio, el alcohol, el tabaquismo, los antecedentes de irregularidad menstrual y el uso de terapia de reemplazo hormonal.

Los resultados mostraron que 42 mujeres con síntomas vasomotores de moderados a graves tenían un riesgo tres veces mayor de MASLD en comparación con 64 mujeres que tenían síntomas leves. Ese riesgo fue 9,3 veces mayor cuando limitaron la muestra a aquellas que experimentaron síntomas dentro de los cinco años posteriores a la transición menopáusica.

"Esperamos que estos hallazgos alienten a los proveedores de atención médica a ofrecer atención integral a las mujeres perimenopáusicas y posmenopáusicas, yendo más allá de las discusiones centradas únicamente en la terapia de reemplazo hormonal", matiza Armeni.

Contador