Publicado 13/11/2020 18:58CET

Socidrogalcohol recuerda que el alcohol es responsable de más del doble de muertes anuales que las causadas por COVID-19

Beber, abuso de alcohol
Beber, abuso de alcohol - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / ZZZVUK - Archivo

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

Socidrogalcohol recuerda que el alcohol es responsable de más del doble de muertes anuales que las causadas por COVID-19, con motivo del Día Sin Alcohol, que se celebra este 15 de noviembre con el objetivo de concienciar acerca de un problema de salud que afecta a millones de personas en el mundo.

El consumo de alcohol causa anualmente 3 millones de muertes al año, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cifra lejana al 1,2 millones de personas fallecidas por COVID-19 hasta noviembre de este año, casi un año después de que se declarara la pandemia en Wuhan, China. Europa bebe de media un 50 por ciento más que el resto del mundo y el consumo nocivo es el responsable de 155 billones de euros en costes sociales y de salud. España tiene un consumo de alcohol 'per capita' mayor que el de la media europea.

"En España se producen al año unas 20.000 muertes relacionadas con el consumo excesivo de alcohol. Y aproximadamente el 15 por ciento de las personas que acuden a una consulta en atención primaria presentan un consumo de alcohol considerado de riesgo", ha aseguradi el presidente de Socidrogalcohol, Francisco Pascual, en un Ciclo de Conferencias organizadas por Confederación de Alcohólicos, Adictos en Rehabilitación y Familiares de España (CAARFE).

Las consecuencias del consumo de alcohol son múltiples: violencia, lesiones, problemas de salud mental, accidentes cerebrovasculares y aparición de enfermedades como el cáncer. Además de problemas sociales y psicológicos: "El alcohol es la sustancia tóxica que más problemas genera en el entorno social cercano. Cuando en la familia hay una persona con trastorno por uso de alcohol, pueden aparecer problemas en las relaciones familiares, económicos etc. Además el alcoholismo se convierte en un 'secreto' que dificulta la búsqueda de ayuda. El estigma potencia que la persona que sufre esta adicción y su familia, no quieran acudir a tratamiento por el miedo a ser etiquetados y se escondan y silencien el alcoholismo que padecen en el hogar", ha explicado el vicepresidente segundo de Socidrogalcohol, Hugo López.

Contador