Publicado 13/11/2020 16:33CET

El Sistema de Vigilancia de Gripe no detecta ningún caso por el momento pero se adapta a la pandemia de COVID-19

Un sanitario de Cruz Roja se prepara para administrar la vacuna contra la gripe en un punto de vacunación instalado en Aranjuez, Madrid (España), a 12 de noviembre de 2020.
Un sanitario de Cruz Roja se prepara para administrar la vacuna contra la gripe en un punto de vacunación instalado en Aranjuez, Madrid (España), a 12 de noviembre de 2020. - Jesús Hellín - Europa Press

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Sistema de Vigilancia de Gripe en España (SVGE), constituido por epidemiólogos y virólogos de las comunidades autónomas, el Centro Nacional de Epidemiología (CNE) y el Centro Nacional de Microbiología (CNM) del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), no ha detectado todavía ningún virus de la gripe en la temporada 2020-2021.

Sin embargo, siguiendo las recomendaciones internacionales del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha anunciado que se están implementando sistemas de vigilancia centinela en el ámbito de la AP y hospitalaria con el objetivo de vigilar gripe y COVID-19 conjuntamente esta temporada.

El fin, además, es que estos sistemas permanezcan en el tiempo como sistemas de vigilancia de infección respiratoria aguda (IRA) leve y grave, con los que se podría vigilar, además de los dos virus mencionados, cualquier otro virus respiratorio o posible agente etiológico emergente en el futuro.

La vigilancia de la gripe en España se ha servido habitualmente de la ayuda de diversos sistemas y fuentes de información que permitían ofrecer una visión amplia del comportamiento de la enfermedad y de los virus gripales circulantes, tanto en el conjunto de España como en cada comunidad autónoma.

Sin embargo, la emergencia de COVID-19 durante febrero y marzo produjo una distorsión de estos sistemas de vigilancia, tanto las redes de vigilancia centinela en Atención Primaria (AP) como a la vigilancia de la gripe en el ámbito hospitalario, afectando "profundamente" a su funcionamiento en todas las comunidades autónomas (CCAA). "Esta distorsión continúa al inicio de la temporada de gripe 2020-2021, lo que obliga a replantear y adaptar la vigilancia de la gripe", explica el informe.

Así pues, dentro del Sistema de Vigilancia de Gripe y otros Virus Respiratorios en España, se pondrán en funcionamiento los sistemas de vigilancia centinela de IRA en Atención Primaria (IRAs) y vigilancia centinela de Infección respiratoria aguda grave (IRAG) en hospitales.

Desde junio de 2020, el CNE, en colaboración con el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias (CCAES), está trabajando con las CCAA para la implementación de ambas estrategias de vigilancia. Hasta el momento, 8 CCAA ya están trabajando en el establecimiento de la vigilancia centinela de IRAs e IRAG. Cinco CCAA más han declarado el interés en su incorporación a la vigilancia centinela de IRAs (cuatro CCAA) y a la de IRAG (una CCAA).

El informe destaca que la transición entre los sistemas de vigilancia tradicionales de gripe y la implantación de los nuevos para la vigilancia de IRA se plantea en medio de la pandemia de COVID-19, "con la presión que ello supone tanto para los sistemas asistenciales en AP y hospitalarios de las CCAA, como para el personal implicado en la vigilancia epidemiológica en las CCAA".

Además, añade que esta vigilancia debe convivir con la vigilancia universal de COVID-19 que se viene realizando desde el inicio de la pandemia, recogida en la 'Estrategia de diagnóstico, vigilancia y control en la fase de transición de la pandemia de COVID-19. Indicadores de seguimiento', basada en la búsqueda exhaustiva de todos los casos de COVID-19, para garantizar su aislamiento inmediato, su control y seguimiento de sus contactod. Por ello, las CCAA se irán incorporando a estas estrategias de vigilancia centinela de IRAs e IRAG "progresivamente".

NINGÚN CASO DE GRIPE HASTA EL MOMENTO

Según recoge el documento, Cataluña ha notificado al SVGE, dentro de la semana del 28 de septiembre al 08 de noviembre, información sobre IRAs, con una tasa de 676 casos de por 100.000 habitantes, con tasas de incidencia mayores se observan en el grupo de 0-4 años. De las 21 muestras centinela analizadas, dos han sido positivas al virus de COVID-19, el SARS-CoV2 (10 por ciento), pero ninguna a virus gripales.

En este mismo sentido, una revisión de las páginas web de Vigilancia Epidemiológica de las CCAA indica que entre los diagnósticos realizados de gripe en esta semana, no se ha detectado todavía ningún virus de la gripal.

Para la Región Europea de la OMS en general, la actividad gripal se mantiene a nivel basal desde el inicio de la temporada. En la semana anterior, de 260 muestras centinela testadas para gripe, ninguna fue positiva. Desde el inicio de la temporada, de 1.457 muestras centinela enviadas silo una fue positiva.

Además, no se han notificado al Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) casos de hospitalización debidos a virus de la gripe. El ECDC también señala que la pandemia de COVID-19 generó una "disrupción" de la atención médica y la capacidad de la realización de pruebas en Europa, que "afectó negativamente en la notificación de datos epidemiológicos y virológicos al final de la temporada 2019-20".

El ECDC apunta que "en absoluto es extraño que la actividad gripal sea baja en esta época del año". "Sin embargo, como la pandemia de COVID-19 continúa, los datos de gripe presentados deben interpretarse con cautela, especialmente en términos de patrones estacionales", puntualiza. Igualmente, la OMS señala también que los actuales datos de vigilancia de la gripe deben interpretarse "con cautela", ya que la pandemia ha influido en "los comportamientos para solicitar asistencia médica, la dotación de personal / rutinas en los sitios centinela, así como las prioridades y la capacidad de la realización de pruebas en los Estados Miembros".

"Las diferentes medidas de higiene y distanciamiento social implementadas por los Estados Miembros para reducir la transmisión del virus SARS-CoV-2 probablemente hayan contribuido a reducir la transmisión del virus de la gripe", asegura la OMS.

A nivel mundial, a pesar de la continuidad en la realización de pruebas para gripe, incluso con frecuencia aumentada en algunos países, la actividad gripal se mantuvo en niveles más bajos de lo esperado para esta época del año, según el informe del SVGE.

En la zona templada del hemisferio norte, la actividad gripal se mantuvo en niveles de intertemporada, aunque se han notificado detecciones esporádicas de virus de la gripe en algunos países. En la zona templada del hemisferio sur, no se ha notificado ninguna detección de gripe en los distintos países.

En el sur de Asia, se notificó actividad gripal predominantemente asociada a virus A(H3N2) en Bangladesh e India en las últimas semanas. En Sudeste Asiático, se siguieron notificando detecciones de gripe en Camboya y la República Democrática Popular Lao (PDR). En todo el mundo, de las escasas detecciones notificadas, los virus de la gripe A(H3N2) representan la mayoría de las detecciones.

Según datos de FluNet, del 12 al 25 de octubre de 2020 se registraron 140 detecciones de virus gripales, siendo el 57 por ciento virus tipo A y el 43 por ciento virus B. De los virus A subtipados, el 95 por ciento fueron A(H3N2) y el 5 por ciento A(H1N1)pdm09. De los virus B caracterizados, el 93 por ciento pertenecían al linaje Victoria y el 7 por ciento al linaje Yamagata. Para más información consultar el último informe publicado por la OMS el 9 de noviembre de 2020.

Contador

Para leer más