¿Qué significan los balbuceos de los bebés en su primer año de vida?

Archivo - Primeras palabras de un bebé.
Archivo - Primeras palabras de un bebé. - PROSTOCK-STUDIO/ISTOCK - Archivo
Publicado: jueves, 30 mayo 2024 8:10

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

En la primera observación a gran escala con codificación humana de las vocalizaciones infantiles utilizando grabaciones caseras de todo el día, los bebés de todas las edades, desde el nacimiento hasta el año de edad, chillaban y gruñían en patrones de grupos significativos, lo que sugiere que los bebés pueden haber participado activamente en juegos de hacer ruidos, según un estudio publicado en la revista 'PLOS ONE' por Hyunjoo Yoo de la Universidad de Alabama, Pumpki Lei Su de la Universidad de Texas en Dallas (ambas en Estados Unidos) y sus colegas.

En su primer año de vida, los bebés pasan una cantidad considerable de tiempo vocalizando, tanto respondiendo con ruidos a los padres y cuidadores, como con balbuceos autodirigidos que podrían considerarse juegos vocales o exploración. Los investigadores han identificado las categorías de fonación más comunes en los bebés como vocantes o sonidos parecidos a vocales, chillidos y gruñidos. En este punto, Yoo, Su y su equipo investigan si los bebés agrupan ruidos específicos de forma no aleatoria, lo que sugeriría práctica o juego.

Los autores analizaron grabaciones de 130 bebés que aprenden inglés y se desarrollan normalmente durante todo el día en sus propios hogares durante su primer año de vida por sus cuidadores (tomado de un estudio más amplio realizado por el Marcus Autism Center, Children's Healthcare of Atlanta y la Escuela de Medicina de la Universidad Emory).

Se eligieron aleatoriamente 21 muestras de cinco minutos de cada grabación infantil. Los autores analizaron cada vocalización realizada en cada muestra en vocaciones, chillidos y gruñidos (así como "otros" sonidos). El 40 por ciento de todos los chillidos y gruñidos analizados aparecieron en grupos significativos en todos los bebés. Más del 60 por ciento de las sesiones de 5 minutos mostraron una cantidad significativa de agrupamiento centrándose en chillidos o gruñidos, no en ambos en una sola sesión. El 87 por ciento de los bebés mostró al menos una edad en la que sus grabaciones tenían una agrupación significativa de chillidos y al menos una edad en la que sus grabaciones tenían una agrupación significativa de gruñidos, sin que ningún bebé demostrara ninguna agrupación.

Los autores destacan su sólido enfoque de categorización, al tiempo que les permite recopilar una gran cantidad de datos, probablemente complejidades y matices demasiado simplificados en las vocalizaciones. Sin embargo, el conjunto de datos cuantitativos recopilados aquí es suficiente para ver patrones claros en bebés individuales, así como en todo el grupo, lo que sugiere una posible vía para el desarrollo del lenguaje que justifica una mayor investigación.

Los autores añaden: "La exploración vocal activa y la formación de categorías vocales son fundamentales para el desarrollo posterior del lenguaje. El presente estudio representa la primera investigación empírica sobre la formación temprana de categorías vocales. Los bebés no sólo producen espontáneamente vocalizaciones similares al habla, sino que también exploran y practican activamente diferentes tipos de vocalizaciones desde los primeros meses de vida".

Contador