Siete de cada diez trabajadores europeos sufre calor y deshidratación, según estudio europeo

Albañil en una obra de construcción
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 31/10/2018 16:50:12CET

MADRID, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

La seguridad laboral y el desempeño diario de 7 de cada 10 trabajadores en varias industrias europeas se ven afectados negativamente por el calor y la deshidratación, según ha demostrado una investigación del Departamento de Nutrición, Ejercicio y Deportes de la Universidad de Copenhague (Dinamarca), enmarcada en el proyecto paneuropeo 'Heat-Shield'.

"La alta prevalencia de deshidratación fue una sorpresa para nosotros, y la posible influencia en la función cognitiva y el rendimiento motor de los trabajadores en industrias clave es bastante problemática, ya que aumenta notablemente el riesgo de cometer errores y, por lo tanto, amenaza la seguridad y la productividad", explica el coordinador de 'Heat-Shield', el profesor Lars Nybo.

Durante los dos últimos años, este proyecto ha evaluado el estado de hidratación al inicio y al final del turno de trabajo en cinco industrias europeas diferentes. El estudio incluyó a 139 trabajadores de cuatro países diferentes (Dinamarca, Chipre, Grecia y España) que trabajan en la industria del aluminio, como agricultores, agentes de policía, el sector turístico o la construcción.

El estudio combina datos de campo con pruebas avanzadas de la función cognitiva y motora, y demuestra cómo la combinación de deshidratación y estrés térmico por calor es una amenaza importante para la productividad y la seguridad de los trabajadores.

Tal y como se desprende de esta investigación europea, para los trabajadores agrícolas, la deshidratación es un problema que se agrava durante los turnos de trabajo, pero en todas las industrias es principalmente el hecho de no rehidratarse día a día lo que causa un estado de deshidratación leve a moderada. En sí mismo, un problema de salud, sin embargo, cuando se combina con el estrés por calor, influye notablemente en la capacidad para realizar tareas complejas.

Andreas Flouris, profesor asociado de la Universidad de Tesalia (Grecia), y jefe de los estudios de campo realizados en el sur de Europa, destaca que el problema puede ser aún mayor en el futuro cercano: "Esto ya es un problema en las condiciones actuales. Sin embargo, abordar un futuro con olas de calor más frecuentes es de suma importancia para que los trabajadores adopten mejores hábitos de hidratación y para que las empresas desarrollen estrategias efectivas".

Teniendo en cuenta que muchas tareas como el manejo de maquinaria industrial, la conducción o la cosecha dependen del estado de alerta y la capacidad de reaccionar adecuadamente, los investigadores resaltan que es "de gran importancia" enfatizar la importancia de informar sobre las consecuencias de la deshidratación y las necesidades de adoptar las medidas de prevención adecuadas.

Contador