Actualizado 30/11/2011 13:19 CET

Administrar antirretrovirales tras un contacto de riesgo reduce la posibilidad de contagio

Hospital Clínic de Barcelona
HOSPITAL CLÍNIC

BARCELONA, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

Administrar una "pauta corta" de medicamentos antirretrovirales después de un contacto de riesgo reduce la posibilidad de contagio del VIH, según los resultados de un ensayo clínico publicado en 'Antiviral Therapy' y que se ha basado en análisis realizados a 255 pacientes.

En la investigación han colaborado el Hospital Clínic, el del Mar y el Sant Pau, en Barcelona, además del Hospital Joan XXIII de Tarragona, el Germans Trias i Pujol de Badalona y Mútua de Terrassa, si bien el primer firmante es Vicens Díaz-Brito, del Clínic.

Así, se constata que ninguno de los 255 pacientes que recibieron tratamiento preventivo acabó contrayendo el VIH, cuando el promedio de transmisión se sitúa por encima del 1 por ciento tras un contacto de riesgo.

En un comunicado, el Clínic ha evidenciado que "en ningún caso esta estrategia puede considerarse una protección ante la infección", aunque considera que sí puede tratarse de una última barrera de seguridad cuando todas las otras han fallado.

Cada año unas 400 personas reciben en dicho hospital la profilaxis postexposición tras relaciones sexuales en las que se ha producido un contacto de riesgo.

Entre 2001 y 2010, la tasa de nuevas infecciones de VIH se ha mantenido estable alrededor de los 700 nuevos casos cada año, mientras que a nivel mundial se ha producido una reducción del 15 por ciento, "una cifra significativa pero insuficiente".