Los sensores UV portátiles permiten personalizar la exposición al sol

Playa, sol, mar, sombrilla, hamaca, sombrero, vacaciones, dormir, relajación
PIXABAY - Archivo
Publicado 26/09/2018 7:05:33CET

MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

Vigilar la exposición personal a los rayos ultravioleta (UV) durante todo el día podría ser tan simple como usar una pegatina gracias a los nuevos sensores portátiles que ayudan a las personas a controlar la absorción de vitaminas y evitar el daño solar. Una lucha personal con la deficiencia de vitamina D llevó al profesor Vipul Bansal, de la Universidad RMIT, en Australia, a desarrollar los sensores de cambio de color disponibles en seis variaciones para reflejar el rango en el tono de la piel humana.

Bansal apunta que el descubrimiento podría ayudar a proporcionar a las personas una medida precisa y simple de sus niveles de exposición personal a lo largo del día. "Podemos imprimir nuestra tinta en cualquier superficie similar al papel para producir sensores portátiles baratos en forma de muñequeras, bandas para la cabeza o pegatinas, por ejemplo", señala.

Aunque los humanos necesitan un poco de exposición al sol para mantener niveles saludables de vitamina D, la exposición excesiva puede causar quemaduras solares, cáncer de piel, ceguera, arrugas en la piel y signos prematuros de envejecimiento. Saber lo saludable que es para una persona el sol depende de la comprensión de su clasificación personal, desde el Tipo I hasta el VI, ya que cada uno tiene necesidades de exposición solar muy diferentes.

Enfermedades como el lupus y muchos medicamentos aumentan la fotosensibilidad de nuestra piel y reducen nuestra capacidad de absorber vitaminas a través de la dieta, lo que hace que la monitorización de nuestros umbrales de exposición al sol sea muy individual.

USO COMO MATERIAL EDUCATIVO SOBRE LA SEGURIDAD SOLAR

"Estamos entusiasmados de que nuestra tecnología de sensores UV permita la producción de sensores personalizados que se puedan adaptar a las necesidades específicas de una persona en particular --dice Bansal--. El diseño de estos sensores UV, de bajo costo y sin peligro para los niños, facilitará su uso como material educativo para aumentar la conciencia sobre la seguridad solar".

Actualmente, la única guía para gesionar la exposición al sol es el índice UV, sin embargo, esta herramienta contundente solo indica la intensidad de los rayos UV. No actúa como una herramienta precisa para monitorizar la exposición diaria de cada individuo. La piel clara (Tipo I) solo puede tolerar una quinta parte de la exposición a los rayos UV que la piel oscura (Tipo VI), mientras que los tipos más oscuros requieren más tiempo para absorber cantidades saludables de Vitamina D.

El descubrimiento también tiene aplicaciones más allá del sector de la salud, ya que con el tiempo los rayos UV pueden tener efectos dañinos en la vida útil de muchos productos industriales y de consumo. Monitorizar esta exposición podría ayudar a mejorar la seguridad y la fiabilidad de una variedad de artículos, incluidos vehículos y equipos militares, con un enorme ahorro de costos potenciales.