Publicado 15/06/2020 13:21:31 +02:00CET

En el segundo mes de estado de alarma se duplicaron las muertes en espacios acuáticos en España

Una mujer nada en el mar.
Una mujer nada en el mar. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / TORWAIPHOTO - Archivo

MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

Durante el segundo mes del estado de alarma han perdido la vida en
espacios acuáticos españoles el doble de personas que el primero, según han alertado desde la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo, quienes han asegurado que el levantamiento progresivo de las restricciones a la movilidad provocadas por la crisis sanitaria ha tenido una correlación con el aumento de fallecimientos por esta causa.

"Los espacios acuáticos se estén volviendo a convertir en escenarios dramáticos. Durante el primer mes de vigencia del estado de alarma, hasta el 13 de mayo, se produjeron nueve fallecimientos por ahogamiento no intencional y que en el mes posterior se ha llegado a duplicar la cifra, hasta sumar veinte muertes más, que veintidós hasta este domingo", ha dicho el director de Seguridad y Prevención de la Federación, Francisco Cano.

Esto ha hecho que con datos provisionales de este domingo, recogidos en el Informe Nacional de Ahogamientos (INA), que elabora la propia Federación Española sean 82 las personas que han fallecido en espacios acuáticos por ahogamiento, el mismo número que se alcanzó el año pasado el 30 de mayo.

"Este es un dato que llama a la alarma, ya que en 2020 no se ha celebrado la Semana Santa, época en la que se suelen utilizar masivamente las playas marítimas, y, además, ha habido un período de casi absoluto confinamiento de la totalidad de la población. Es más preocupante si se tiene en cuenta que hasta ahora, en este año, se estaba dando una tendencia a la baja en la pérdida de vidas humanas en los espacios acuáticos, hasta el punto que el dato del primer trimestre fue el segundo mejor desde que en 2015 la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo comenzó a elaborar el INA", ha añadido Cano.

Por ello, el responsable de Seguridad y Prevención ha recordado que la primera regla en el uso de los espacios acuáticos es ser capaces de cuidarse a uno mismos y de cuidar a los demás. Así, ha destacado la importancia de ser conscientes del entorno del baño, de las personas a las que cuidan, así como de los posibles cambios meteorológicos que se produzcan.

"La gran mayoría de normas que se deben cumplir en instalaciones acuáticas van destinadas a prevenir situaciones de riesgo, por lo que se deben asumir por la propia seguridad", ha zanjado el experto.

Contador