Una segunda dosis de la vacuna de la varicela reduce el riesgo de enfermedad en un 95 por ciento

Actualizado 27/04/2011 19:06:57 CET
EP/SESCAM

MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El director interno de la Cátedra de Salud Pública y Gestión Sanitaria de la Universidad Europea de Madrid (UEM), Carlos Marina, asegura que la aplicación de una segunda dosis de la vacuna de la varicela reduce hasta en un 95 por ciento el riesgos de sufrir esta enfermedad, en comparación con aquellos que sólo reciben una primera dosis.

Así lo ha asegurado en el marco de la Jornada 'Criterios profesionales en la aplicación de las vacunas', organizadas en colaboración con las sociedades de Pediatría de Madrid y Castilla-La Mancha y Sanofi Pasteur MSD.

La vacuna de la varicela es, junto con la del neumococo, una de las vacunas que todavía no está incluida en los calendarios vacunales de todas las comunidades autónomas.

En algunas, como Madrid y Navarra, se está aplicando entre los 12 y 15 meses de edad. Sin embargo, según recuerda Marina, la protección puede ser aún mayor se esta primera dosis es seguida de una segunda antes de los tres o cuatro años.

"Reduce en un 95 por ciento el riesgo de sufrir varicela frente a los pequeños que sólo reciben una dosis", asegura.

Durante su intervención en estas jornadas, Marina ha recordado que "la vacunación sigue siendo, junto con la potabilización de las aguas y la eliminación de residuos sólidos urbanos (alcantarillado), la medida preventiva más importante para prevenir enfermedades en todo el mundo".

Según explica este experto, la vacunología constituye un campo científico enormemente dinámico ya que, desde la llegada de la primera vacuna en 1796, "no han dejado de aparecer nuevas y más eficaces preparaciones contra un número cada vez mayor de enfermedades inmunoprevenibles".

Precisamente este grado de innovación científica en el ámbito de vacunación, tanto en el niño como en el adulto, hace necesaria una "rigurosa" labor de formación continuada entre los profesionales, que permita "poner a su disposición una información constante y actualizada", señala el profesor Marina.

Durante la jornada organizada por la Universidad Europea de Madrid también se ha analizado el reto que está suponiendo para los profesionales la vacunación de la población infantil inmigrante en España.

"Los especialistas nos encontramos con muchas dificultades para conocer el calendario vacunal de la mayoría de la población inmigrante, sobre todo de sus hijos, y poder adaptarlo al recomendado en España", ha añadido el profesor Agustín Rivero, experto en Salud Pública y profesor de la UEM.

Este problema se produce sobre todo en ciudadanos de algunos países de Latinoamérica y el Este de Europa, donde las vacunas no son gratuitas como en España, ya que "esto lleva a muchas familias a no vacunar a sus hijos durante la infancia".

En cambio, señala el profesor Rivero, "en vacunación es mejor excederse que quedarse por debajo de lo recomendado".