Publicado 13/05/2020 18:47CET

El sedentarismo, estrés y la mala alimentación en el confinamiento afectan a las relaciones sexuales

Trastornos sexuales a causa de la pornografía
Trastornos sexuales a causa de la pornografía - 3AW EUROPE - Archivo

MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

El sedentarismo, el estrés y la mala alimentación en el confinamiento afectan a las relaciones sexuales, según ha puesto de manifiesto el cirujano urólogo especialista en próstata, peyronie y medicina sexual, François Peinado.

"El confinamiento, la dificultad para tener relaciones sexuales, la pérdida de trabajo, los problemas económicos y un futuro incierto pueden actuar como factores desencadenantes de la ruptura de muchas parejas. Muchas bodas se han aplazado y, si ya existían problemas en muchas relaciones antes del confinamiento, la situación puede acelerar este proceso", ha explicado.

Además, prosigue, en China, donde el coronavirus ha obligado a millones de personas al aislamiento, el número de solicitudes de divorcio se ha disparado en los últimos meses en las provincias más afectadas, según los periódicos locales de esas provincias. En este punto, el experto ha avisado de que el impacto psicológico y económico de esta pandemia "durará meses" después de la vuelta a la normalidad.

Asimismo, ha señalado que esta crisis puede tener una repercusión negativa en pacientes con disfunción eréctil, ya que una de las principales causas son las enfermedades cardiovasculares (hipertensión arterial, colesterol alto y/o diabetes), por lo que una mala dieta unida a la falta de ejercicio, tendrán una repercusión negativa en las disfunciones sexuales del varón.

"La disfunción eréctil es uno de los predictores más importantes de enfermedad cardiovascular, que incluso puede anteceder varios años antes a que aparezca este cuadro. Por ello, en estos tiempos de pandemia, la alta probabilidad de engordar, la falta de ejercicio, el estrés producido con el confinamiento van a repercutir en las relaciones sexuales de la mayoría de las personas y parejas en sentido negativo: menos relaciones sexuales condicionadas por el distanciamiento y los factores psicológicos inherentes a esta situación", ha zanjado.

Para leer más