Secuencian dos nuevos genomas del parásito causante de la enfermedad de Chagas

Publicado 17/12/2018 13:58:06CET
UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE MADRID

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid han logrado secuenciar y ensamblar dos nuevos genómas del parásito 'Trypanosoma cruzi', responsable de la enfermedad de Chagas, que causa la muerte de entre 20.000 y 50.000 personas en América Latina al año.

Los dos nuevos genomas, descritos en la publicación 'Scientific Reports', se corresponden a cepas de "gran" interés científico. "Una de las cepas está relacionada con altos niveles de virulencia (Y). La otra es una cepa híbrida asociada a transmisión vertical de la enfermedad (Bug2148)", han explicado los autores, que han extraído la información y el significado biológico del parásito.

"Esta comparativa genómica nos permitió identificar los grupos genéticos más probables asociados al desarrollo de la enfermedad y al proceso de infección, así como la identificación de familias proteicas expuestas a constante evolución que confieren al parásito una ventaja biológica ante el desarrollo de fármacos", han agregado.

Los investigadores han utilizado nuevas tecnologías de secuenciación masiva y análisis bioinformático. El ensamble ha sido posible a partir de millones de secuencias y a manera de un gran puzle.

La primera secuencia genómica de 'Trypanosoma cruzi' se publicó en 2005. Desde entonces, los científicos han encontrado una gran variabilidad genómica entre las cepas de esta parásito. Esto, según los especialistas, podría corresponderse con la variabilidad observada en modelos de infección y desarrollo de la enfermedad 'in vitro'. Sin embargo, sólo han sido secuenciados unos cuantos genomas.

Se estima que 25 millones de personas están en riesgo de contraer este mal, tanto en zonas endémicas como no endémicas, lo que incluye prácticamente todo el continente americano y parte del europeo.

Hasta la fecha no existe cura para la enfermedad de Chagas y los fármacos disponibles causan efectos secundarios que obligan a los pacientes a abandonar el tratamiento, por lo que se considera una de las enfermedades tropicales más desatendidas.