El sector de la telefonía móvil en España recuerda que cumple "escrupulosamente" los límites de seguridad de la OMS

Actualizado 31/05/2011 22:28:16 CET

Asegura que lleva años reclamando un Observatorio dependiente del Ministerio de Sanidad que "ratifique" la seguridad

MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

Redtel, la asociación de operadores de telecomunicaciones con red propia, ha recordado que cumple "escrupulosamente" los límites de seguridad establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), respondiendo de esta forma al estudio de esta organización que sugiere que el uso de móviles podría clasificarse como "posiblemente carcinogénico".

En concreto, un grupo de trabajo formado por 31 científicos de 14 países, reunidos en la Agencia Internacional para la Investigación en Cáncer (IARC, siglas en inglés) de la OMS, ha dicho que la revisión de todas las evidencias científicas disponibles sugiere que el uso de móviles podría clasificarse como "posiblemente carcinogénico".

Según ha explicado Redtel en un comunicado, en España las emisiones respetan los límites recomendados por la OMS y la UE y están recogidos en la normativa estatal española (RD 1066/2001). "Las estaciones base respetan siempre y en todo momento los límites establecidos de emisiones seguras a partir del consenso científico", aseguran.

"No parece probable", continúa Redetel, "que tras décadas de funcionamiento de tecnologías inalámbricas como la radio y la televisión, que utilizan el mismo fundamento científico, los límites recomendados para estas emisiones vayan a cambiar radicalmente".

El sector de la telefonía móvil aduce que las antenas que operan en España son las mismas que funcionan en el resto de los países europeos, por lo que cualquier se tomaría conjuntamente. No obstante, señalan que seguirán "asumiendo todos los consejos" de la IARC y recomendaciones de la OMS, por ser el organismo responsable de establecer el marco de protección de la salud.

"NO HAY EVIDENCIAS" DE RIESGO PARA LA SALUD

Redtel se refiere a la clasificación que utiliza IARC para situar a la telefonía móvil como "posiblemente carcinogénico". En este sentido, recuerda que esta clasificación "no cambia no cambia las directrices sobre salud establecidas hasta el momento por los organismos de referencia, como la propia OMS, que ha manifestado en distintas ocasiones que no hay evidencias de que el sector de la telefonía móvil que opera dentro de la normativa (nacional e internacional) sea un riesgo para la salud de los ciudadanos".

También apuntan que la Agencia Internacional de Investigación contra el Cáncer ha establecido para la emisión medioambiental (la derivada de las antenas de telefonía móvil) que la evidencia es "inadecuada", correspondiente a las categoría 3 en la que se incluyen otros 512 agentes, como la cafeína, la sacarina o el té.

"Eso significa --detalla Redtel-- que no hay muestras en los estudios e investigaciones sobre los efectos de las emisiones de las antenas que indiquen que puedan ser potenciales carcinógenos, ya que no hay evidencias suficientes ni en humanos ni en animales".

En mayo de 2010, añade Redtel, la propia Organización Mundial de la Salud declaraba que "no se ha demostrado que el uso de los teléfonos móviles perjudique a la salud", y reiteraba que en la última década más de 30 estudios de expertos de todo el mundo, no han encontrado relación causa-efecto.

CUMPLIRÁ LA NORMATIVA

No obstante, el sector de la telefonía móvil en España explica que cumplirá la normativa si la OMS cambia de criterio y éste se refleja en la legislación española. "Como sector responsable y transparente que somos", subrayan, "hace años que venimos reclamando un Observatorio dependiente del Ministerio de Sanidad que trabaje sobre este campo y ratifique la seguridad de los niveles de emisión establecidos en la normativa para todo tipo de fuentes de emisión radioeléctrica".

Finalmente, recuerdan que desde 2002 se lleva a cabo en España un "control exhaustivo" de las emisiones radioeléctricas de las antenas de la telefonía móvil, que "garantiza que estas emisiones están por debajo de los límites de seguridad establecidos". "Se miden todas las antenas y los resultados se publican en la web del Ministerio de Industria", concluyen.