Sanidad dice que a priori "no es legal" la propuesta de hosteleros de Baleares para crear clubes privados en su interior

Actualizado 13/01/2011 20:27:20 CET

PALMA DE MALLORCA, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad considera que la opción planteada por la Asociación de Restauración de Pimem para que los bares, cafeterías y restaurantes de Baleares creen en su interior clubes privados de fumadores no es legal de acuerdo con lo dispuesto en la nueva ley de medidas sanitarias frente al tabaquismo.

El principal problema que presenta esta propuesta, según apuntan desde el Ministerio en una primera valoración ante el anuncio de dicha iniciativa, es que la normativa actual recoge que los bares y restaurantes no pueden albergar los citados clubes, unido a que dichos clubes no pueden tener ánimo de lucro ni servir bienes consumibles.

La disposición adicional novena de la nueva ley recoge la definición, características y regulación de los clubes de fumadores, a los que no se les aplica lo dispuesto en la actual normativa, siempre que el hábito de fumar se realice "en el interior de su sede social u mientras en las mismas haya presencia única y exclusivamente de personas socias".

"A los efectos de esta disposición, para ser considerado club privado de fumadores deberá tratarse de una entidad con personalidad jurídica, carecer de ánimo de lucro y no incluir entre sus actividades u objeto social la comercialización o compraventa de cualesquiera bienes o productos consumibles", señala a continuación esa disposición.

Además, desde el Ministerio también se apunta a que dicha propuesta puede asemejarse a la enmienda planteada durante la tramitación de la nueva Ley en las Cortes Generales sobre la posibilidad de permitir la creación de habitáculos cerrados en locales de restauración, un aspecto que finalmente fue rechazado y, por tanto, no incluido en la actual normativa.

Precisamente ayer, el presidente de la Asociación de Restauración de Pimem, Juan Cabrera, explicó a Europa Press que la propuesta planteada se basa en la instalación de una plataforma giratoria que permitirá servir la bebida y la comida a los fumadores sin que los camareros deban tener contacto directo con ellos.

En este sentido, esta opción contempla la disposición de una puerta para entrar al local y otra para entrar al club, de manera que ambos establecimientos estarán separados por una pared en la que se instalará la citada plataforma giratoria para servir los productos y cobrar el dinero de los fumadores que consuman en el bar, en la cafetería o en el restaurante, quienes estarán aislados y, por tanto, solicitarán sus pedidos mediante un micrófono.

También indicó que la propuesta se está estudiando desde el aspecto jurídico considerando las exigencias de la Ley, como son el carecer de ánimo de lucro, personalidad jurídica propia y la prohibición de la entrada de menores de edad. Además, avanzó que se presentará este proyecto al Ministerio y que se espera una respuesta afirmativa, a la vez que incidió en que la propuesta se acoge a lo mismos principios contemplados para los hoteles.

Por otro lado, la ministra Leire Pajín advirtió ayer, durante una entrevista a TVE, que los bares y restaurantes que pretenden convertirse en clubes de fumadores para eludir la Ley antitabaco y permitir fumar a sus clientes que "no es tan fácil" tal conversión ya que "tienen unos criterios concretos que tienen que cumplir".

"Habrá que estudiar los casos y las condiciones de cada uno", reconoció durante esa entrevista Pajín insistiendo en que esta nueva ley "no es interpretable".