Publicado 20/05/2021 19:13CET

Sanidad detecta al menos 10 positivos importados en Ceuta tras las entradas de migrantes desde Marruecos

Agentes vigilan desde la valla que separa Ceuta de Marruecos la llegada de migrantes, a 19 de mayo de 2021, en Ceuta, (España). Los intentos de llegar a Ceuta no han cesado desde el lunes y pasadas 72 horas el balance de migrantes que han llegado a territ
Agentes vigilan desde la valla que separa Ceuta de Marruecos la llegada de migrantes, a 19 de mayo de 2021, en Ceuta, (España). Los intentos de llegar a Ceuta no han cesado desde el lunes y pasadas 72 horas el balance de migrantes que han llegado a territ - Antonio Sempere - Europa Press

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Sanidad ha informado de que se han detectado diez casos positivos importados de COVID-19 en Ceuta tras la entrada irregular de migrantes ocurrida en los últimos días.

Según se recoge en el informe del Ministerio de este jueves, Ceuta no ha notificado ningún positivo en el último día, ya que "no se tienen en cuenta los 10 casos positivos importados tras la entrada masiva de personas ocurrida en los últimos días".

Ayer, la ciudad autónoma notificó un caso, tras tres días sin positivos. Durante la semana pasada, el sábado hubo tres, el viernes también tres y el jueves uno, mientras el miércoles ninguno. En estos momentos, 79 personas están en aislamiento por COVID-19 en Ceuta, cuatro en planta hospitalaria y tres en unidad de cuidados intensivos (UCI). Así, su incidencia acumulada por 100.000 habitantes en los últimos 14 días se sitúa en 11,88, frente a 7,13 en la última semana.

Desde la madrugada del lunes, unas 8.000 personas han cruzado a Ceuta y Melilla desde Marruecos, entre ellos unos 1.500 menores. El Ministerio del Interior ha cifrado este jueves en 6.000 el número de inmigrantes que han retornado a Marruecos desde Ceuta. Son 400 más que la última cifra ofrecida ayer a las 13.00 horas.

La atención de los servicios sociales se centra ahora en los menores que siguen en la ciudad española después de que las Fuerzas de Seguridad cerraron la madrugada de este jueves sin ninguna entrada irregular en Ceuta por primera vez desde el inicio de la crisis migratoria desatada por Marruecos la noche del lunes.

Las autoridades prevén, no obstante, mantener de momento 'sine die' el dispositivo de agentes de la Guardia Civil, la Policía Nacional y las unidades militares desplegado en el entorno de la playa y la frontera del Tarajal para evitar nuevas incursiones, aunque la Gendarmería y las fuerzas auxiliares del país vecino han extremado los controles que comenzaron a instalar el martes por la mañana.

En la ciudad autónoma se prioriza ahora la gestión de la acogida de los más de 700 niños y adolescentes que permanecen agrupados en una nave de los polígonos comerciales del Tarajal y de los cientos que se calcula que todavía deambulan por las calles.

La Policía Nacional ya ha reseñado a 145 de los primeros con vistas a su incorporación en el sistema de protección. El Gobierno local ha decidido reabrir con la colaboración de la Fundación SAMU el albergue provisional de Piniers, junto a la barriada del Príncipe, que tiene capacidad en 40 módulos prefabricados para unos 250 menores.

Además, se baraja acondicionar más naves anexas a la frontera o disponer de otros equipamientos como polideportivos o cuarteles para albergar al resto a la espera de que se concrete la disposición de distintas autonomías a hacerse cargo de los doscientos que ya tutelaba la administración autonómica, lo que podría liberar el Centro de Realojo Temporal 'La Esperanza'.