Actualizado 23/06/2009 19:47 CET

Sanidad asegura que no hay estudios que relacionen el autismo con ninguna vacuna y ofrece su apoyo a quien lo necesite

MADRID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Sanidad y Política Social asegura que no existe ningún estudio científico que certifique que el thiomersal o timerosal, derivado del mercurio utilizado en algunas vacunas, provoque daños neurológicos o autismo, como afirmó hoy el padre de un niño de Ibi (Alicante) que presenta síntomas del espectro autista.

En cualquier caso, el departamento de Trinidad Jiménez ofrece su apoyo y dará información a quien lo necesite, según informaron fuentes ministeriales a Europa Press, precisando que se trata de una sustancia presente en algunas vacunas pediátricas para favorecer la conservación de estos fármacos.

Sanidad tiene constancia de que existe algún colectivo que ha presentado reclamaciones para pedir explicaciones por la inclusión del thiomersal en determinados medicamentos que, aseguran estas fuentes, si siguen comercializándose es porque reportan beneficios para la salud de los ciudadanos sin que se haya probado cualquier efecto adverso.

De hecho, en Estados Unidos y Reino Unido cursaron reclamaciones similares que finalmente no prosperaron por falta de pruebas.

En cualquier caso, los últimos informes de la Agencia Europea del Medicamento (EMEA, según sus siglas en inglés) reclaman una tendencia generalizada a reducir el mercurio de los productos sanitarios y, como consecuencia de ello, es probable que haya vacunas que dejen de incluir esta sustancia "pero por esta recomendación, y no porque pueda provocar autismo", aseguran estas fuentes.