Actualizado 17/12/2010 14:29

R.Unido.- Londres se convierte en una de las capitales mundiales de la tuberculosis

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

Científicos de la Universidad de Londres (UCL) aseguran que la capital de Reino Unido se ha convertido en una de las "capitales mundiales de la tuberculosis", según los resultados de un estudio publicado en 'The Lancet' que constata un incremento de nuevos casos del 50 por ciento en la última década.

Además, los autores de dicho estudio advierten de que Reino Unido es el único país de Europa occidental donde está aumentando drásticamente el diagnóstico de nuevos casos, 9.000 en la última década, el 40 por ciento en de la ciudad londinense, de ahí que se pidan medidas urgentes para combatir el problema.

La tuberculosis, que provoca más de 1,7 millones de muertes anuales en todo el mundo, tuvo una alta incidencia en las Islas Británicas en el pasado y, de hecho, en 1660 la tasa de afectados en Londres llegó a ser mil casos por cada 100.000 habitantes.

Durante el siglo XIX, en la época victoriana, se le bautizó como "la plaga blanca" debido a la pérdida del color de piel que experimentan estos pacientes, y no fue hasta comienzos del siglo pasado cuando la mortalidad por esta causa comenzó a disminuir, a medida que mejoraron los estándares de vida con mejores viviendas, nutrición y la introducción de los fármacos antituberculosis.

Es más, apuntan los autores de esta investigación, a principios de 1980 los expertos consideraron que la enfermedad se había "controlado" en el país y los servicios de atención contra la enfermedad se redujeron considerablemente.

Sin embargo, el profesor Alimuddin Zumla, experto en tuberculosis que dirigió el estudio, ha señalado en declaraciones a la BBC, recogidas por Europa Press, que la tuberculosis "ha vuelto a Londres con sed de venganza".

De hecho, el número de afectados podría ser mayor debido a que las pruebas actuales de diagnóstico sólo logran detectar el 70 por ciento de los casos activos.

En cuanto al perfil de estos pacientes, Zumla constata que el mayor incremento de casos se ha visto principalmente entre los grupos de personas no nacidas en el Reino Unido. Así, en 2009 el mayor porcentaje se dio en ciudadanos africanos negros (28%) e indios (27%).

"Es interesante notar que la mayoría de los casos no fueron entre nuevos migrantes. El 85 por ciento de los afectados que no habían nacido en el Reino Unido habían vivido en el país durante dos o más años y casi la mitad había vivido en éste durante cinco o más años", lo que indica que la tuberculosis no fue importada hacia el Reino Unido, señala el estudio.

MÁS COMÚN EN LOS SUBURBIOS

La enfermedad, agregan los investigadores, es más común en los distritos que experimentan "privaciones relativas", de modo que "la mala vivienda, la ventilación poco adecuada y las condiciones de hacinamiento --situación similar a la de la época victoriana-- son las causas de las mayores tasas de incidencia en ciertos distritos de Londres", afirma el profesor Zumla.

Según este investigador, la situación actual en Reino Unido es similar a la que ocurrió en las prisiones de Estados Unidos, principalmente en Nueva York y California, en 1990, cuando un brote de tuberculosis resistente a múltiples fármacos hizo necesario llevar a cabo un programa drástico y muy costoso.

Ante esto, los autores recomiendan llevar a cabo medidas urgentes que incluyen reconsiderar las actuales estrategias y servicios contra la tuberculosis, establecer programas de control en Londres y mejorar la accesibilidad y respuesta de los servicios de salud.

"Es necesario un compromiso inmediato y serio político y financiero a largo plazo", afirma el profesor Zumla, "para que esta ola se vuelva en contra de la plaga blanca en Londres y para poder controlar la tuberculosis".