R.Unido.- Expertos aseguran que el uso de extensiones en el cabello favorece problemas de alopecia en mujeres

Actualizado 11/02/2010 20:04:44 CET

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de las universidades de Miami (Estados Unidos) y Bolonia (Italia) aseguran que las mujeres que usan extensiones de cabello pueden sufrir problemas "mucho más comunes de lo que uno se cree", ya que puede dañar el cuero cabelludo e incluso favorecer problemas de alopecia.

Según el estudio que publica en su último número la revista 'British Journal of Dermatology', incluso las mujeres que no presentan signos evidentes de caída del cabello tras haber utilizado este tipo de productos tienen dañado el cuero cabelludo como "puede observarse si se examina de cerca".

Este tipo de extensiones se adhieren al cabello natural mediante pegamento o, en otras ocasiones, siendo cosidas o trenzadas con un anillo de metal y los problemas se dan más a menudo cuando se utilizan durante mucho tiempo. Como explicó la cadena de televisión británica BBC Barry Stevens, "puede tener graves consecuencias y destruir el cabello permanente".

Esto se debe a que, en muchos casos, las extensiones suelen ser muy pesadas, no absorben el agua con facilidad y se enredan a menudo, aseguró Stevens. Además, en los últimos años se ha detectado un aumento en la demanda de extensiones de más del 40 por ciento, lo que a su vez ha favorecido un abaratamiento de los precios, que oscilan entre los 450 y 1.500 dólares (entre 320 y 1.000 euros) en función de la calidad del cabello y el método utilizado.

"El cabello de mala calidad puede engancharse al cepillo cuando se le peina y puede arrancar el cabello natural de la persona", señaló este experto, precisando que hay veces en que las extensiones destruyen los folículos de forma permanente y evitan que el pelo vuelva a crecer.

Por ello, añadió en declaraciones a la BBC, recogidas por Europa Press, la estilista británica Shola Rosa, "las extensiones deben ser colocadas apropiadamente" y, posteriormente, ser retiradas y lavadas a menudo, algo que deben hacer peluqueros cualificados.