Rompiendo mitos sobre el VIH

VIH, sida, virus
GETTY
Actualizado 04/09/2016 8:58:56 CET

   MADRID, 4 Sep. (INFOSALUS) -

   Este domingo 4 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Salud Sexual con el objetivo de ayudar a la población a tomar conciencia de la importancia de cuidar la sexualidad. Una de las enfermedades que más ha perjudicado a las relaciones sexuales es el sida, ya que es la principal vía infección del virus que la causa, el VIH.

   Sin embargo, en los últimos años y gracias al avance en la medicación la situación ha cambiado y las personas con VIH en tratamiento antirretroviral no transmiten el virus por ésta u otra vía, ya que logran mantenerlo a raya a niveles indetectables.

   Pese a este logro, todavía existen muchos prejuicios y falsos mitos con respecto a la infección y, por ello, la Coordinadora estatal de VIH y sida (Cesida) quiere aprovechar este día para aclarar algunos conceptos sobre la transmisión del VIH por vía sexual.

- El VIH no se contagia, sino que se transmite por vía sexual, sanguínea o perinatal (madre a hijo). "El contagio fomenta el estigma, ya que se daría por hecho una transmisión fortuita dependiendo sólo del aire o el contacto físico y esto no es posible", según Juan Ramón Barrios, presidente de esta entidad.

   - El VIH no se detecta por síntomas, sólo es posible dar un diagnóstico a través de un test. Actualmente los nuevos casos de infección proceden de personas con VIH que no se han hecho la prueba. "Una persona infectada que toma el tratamiento antirretroviral tendría una carga viral indetectable, insuficiente para transmitir el VIH, por lo tanto el VIH no lo transmiten las personas con VIH que están tratadas", ha explicado.

   - Tener VIH no es sinónimo de tener sida. Sida y VIH no son sinónimos, el primero es un estado debilitado del sistema inmunitario producido por el segundo, el virus, en caso de no tomar tratamiento antirretroviral. El sida es una etapa tardía de la infección por VIH. En España, se ha conseguido bajar la cifra de personas con sida pero no las infecciones de VIH, que se mantienen alrededor de las 3.500 cada año.

   - No hay ninguna profesión para que las personas que vivan con VIH no estén capacitadas para desarrollar, a pesar de la discriminación que, según Cesida, sufren rechazando su acceso a puestos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

   - El VIH no afecta sólo a homosexuales, bisexuales, hombres que tienen sexo con hombres o personas usuarias de drogas. Cualquier persona que tenga una práctica sexual sin protección puede infectarse, independientemente de su orientación sexual, edad y sexo. Así, Barrios recalca que romper los falsos mitos asociados al VIH y al sida es fundamental para evitar nuevas infecciones y acabar con el estigma asociado.

"La discriminación, el rechazo e incluso la indiferencia hacia las personas con VIH le daña su salud y viola sus derechos humanos, por lo que se hace necesario y urgente un Pacto de Estado contra el VIH, el sida, la discriminación y el estigma, que apueste por la asignatura de Educación para salud como fundamental, incluyendo la educación sexual en su currículo", insiste el presidente de Cesida.