El riesgo de contraer legionelosis existe todo el año y no sólo en verano

Refrigeración, legionela
PIXABAY / STUX
Publicado 29/11/2018 17:18:31CET

MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA) ha advertido de que la bacteria que provoca legionelosis no llega a desactivarse en ninguna época del año y, por lo tanto, puede contraerse la enfermedad en cualquier estación y no sólo en verano.

Así se ha manifestado la asociación tras el reciente caso de legionela detectado en el Parque de Bomberos de Huelva donde el martes se activó el protocolo por foco de legionela ante sospechas fundadas de que podría existir riesgo de contagio.

"Es fundamental realizar controles periódicos de todas aquellas instalaciones susceptibles de convertirse en foco de legionela", ha avisado la directora general de ANECPLA, Milagros Fernández de Lezeta.

"Van desde las torres de refrigeración y los condensadores evaporativos hasta los sistemas de agua caliente sanitaria pasando por los sistemas de climatización constante propios de spas, jacuzzis o piscinas, pasando por fuentes ornamentales, sistemas de riego por aspersión en el entorno urbano y sistemas de agua contra incendios, sin olvidar equipos de terapia respiratoria, nebulizadores, y un largo etcétera", ha manifestado Fernández de Lezeta.

En estas situaciones, la bacteria dispone de alimento, que es la acumulación de suciedad, de una temperatura óptima, épocas relativamente calurosas, y de tiempo suficiente, situaciones de agua estancada o con poco movimiento, para multiplicarse hasta niveles infectantes para el ser humano.

No hay que desestimar el efecto que el cambio climático ejerce sobre la prevalencia de esta enfermedad. El aumento progresivo de las temperaturas, la humedad y la lluvia provocan directamente un mayor uso de dispositivos o instalaciones de producción de aerosoles en el medioambiente, como torres de refrigeración.

El último informe del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades, la tasa de notificación anual de legionelosis ha aumentado durante el período comprendido entre 2012 y 2016. Son España, Francia, Italia y Alemania los que aglutinan casi el 70 por ciento de todos los casos del continente. De los 5.400 casos confirmados en 2016 en Europa, 441 tuvieron un desenlace fatal.

"Se trata sin duda de un asunto de salud pública en el que tanto los propietarios como los usuarios y la Administración estamos implicados", ha afirmado la directora general de ANECPLA.

"Es fundamental llevar a cabo un riguroso cumplimiento de la legislación vigente e implementar las medidas de control y prevención adecuadas que ayuden a evitar brotes de legionelosis y que suponen un serio riesgo para la vida de las personas. Es de vital importancia el estricto control y mantenimiento por parte de profesionales de las instalaciones de riesgo", ha agregado.

RECOMENDACIONES

ANECPLA ha recomendado evitar las condiciones ambientales que favorezcan la colonización, multiplicación y dispersión de legionela, es decir, las temperaturas de entre 25 y 45 grados, adecuadas para su crecimiento, estancamiento de agua y acumulación de sustratos o productos que puedan servir de alimento.

Además, hay que realizar limpiezas y desinfecciones, tanto periódicas como iniciales a la puesta en marcha de una instalación. El control de ésta es la principal medida de prevención, muy especialmente en lo referente a hospitales, centros médicos y clínicas.

Por otra parte, la asoicación ha aconsejado acudir a empresas profesionales y autorizadas para la realización de ese mantenimiento. El cumplimiento de la normativa por parte de propietarios y usuarios y el incremento de medidas cautelares son otros dos aspectos prioritarios.

Contador