Publicado 03/03/2022 17:41

Retomar hábitos como la socialización y el contacto con seres queridos, necesarias para una mejor salud mental

Archivo - Comida de amigos
Archivo - Comida de amigos - STOKPIC/ PIXABAY - Archivo

MADRID, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

El profesor del departamento de Psicobiología y Metodología en Ciencias del Comportamiento de la Universidad Complutense de Madrid, José Antonio López Moreno, destaca la importancia de la socialización como elemento indispensable para contrarrestar los efectos negativos de la pandemia en la salud mental.

"La pandemia y el confinamiento han afectado negativamente en el estado de ánimo de gran parte de la sociedad, principalmente debido a la reducción del contacto social con seres queridos, la incertidumbre y las preocupaciones constantes en torno a la vida laboral, económica y las relaciones con los demás", advierte, al tiempo que recomienda "retomar hábitos como la socialización y el contacto con nuestros seres queridos son necesarios para mejorar nuestra salud mental".

Aconseja "buscar cualquier excusa para estar juntos, desde un pequeño viaje improvisado, quedar para tomar unas cañas, jugar o competir en un deporte, son estrategias que nos permiten mantener nuestro bienestar emocional".

Por su parte, el presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Ciencias de la Alimentación (SEDCA), el doctor Jesús Román Martínez, destaca la importancia también de volver a los patrones de una dieta saludable, una alimentación consciente, "esa que practicamos teniendo en mente el placer que nos proporcionan los alimentos y las bebidas, pero también su aporte nutritivo y su efecto sobre nuestra salud".

"Cada día más personas valoran positivamente el conocer más sobre los alimentos que forman parte de su dieta. Por motivos de salud, por supuesto, pero también por el placer de practicar una dieta más sostenible y cercana. En lo que a la cerveza respecta, se insiste en que -aun con su reducido aporte calórico y su aporte de antioxidantes- debe realizarse siempre una ingesta moderada y bajo los parámetros de la dieta mediterránea: tomada siempre con alimentos, en compañía y desde luego eligiendo las versiones sin alcohol cuando se vaya a conducir o cuando exista una indicación médica para ello", añade.