Los parásitos oculares pueden evitarse con una correcta higiene de las lentes de contacto

Lentillas.
COOCYL - Archivo
Actualizado 11/10/2018 13:51:41 CET

MADRID, 11 Oct. (REUTERS/EP) -

Un equipo de investigación del Reino Unido ha confirmado un aumento en los casos de queratitis por 'Acanthamoeba', un tipo de infección ocular que afecta más frecuentemente a los portadores de lentes de contacto, por ello, el autor principal del estudio y profesor del University College London y Moorfields Eye Hospital, John Dart, expone su teoria de que "la infección se puede prevenir en un 90 por ciento si se evita la exposición al agua y se usa una solución eficaz para lentillas o si se usan lentes de contacto desechables".

La queratitis por 'Acanthamoeba' todavía es bastante rara a pesar de que estos organismos "están presentes en el aire, el suelo, el polvo y el agua" tal y como ha informado el equipo del estudio en el 'British Journal of Ophthalmology' y "al menos la mitad de la población posee anticuerpos contra este tipo de protistas, lo que indica que han estado expuestos a ellos" añaden.

Debido al desconocimiento de la enfermedad, la ameba formadora de quistes puede ser difícil de tratar, lo que lleva a una infección crónica que afecta a los usuarios de lentes de contacto durante años. Los pacientes más gravemente afectados en el Reino Unido, por ejemplo, requirieron casi un año de tratamiento, más de tres años de seguimiento y docenas de visitas al hospital; pese a esto, alegaron quedarse con una visión deficiente, por lo que "algunos pacientes necesitaron trasplantes de córnea", informa el equipo investigador.

Con el fin de comprobar si las infecciones están aumentando, Dart y sus compañeros analizaron los datos sobre los casos de Acanthamoeba en el Moorfields Eye Hospital entre 1984 y 2016. La entidad trató el 75 por ciento de los casos en el sureste de Inglaterra y el 35 por ciento los casos totales del Reino Unido durante ese período, "por lo que es probable que sea representativo de lo que está pasando en todo el país", informan los expertos.

Este mismo equipo estudió, también las encuestas realizadas por usuarios de lentillas en el Departamento de Accidentes y Emergencias del hospital, incluidas tanto las personas que tenían queratitis por Acanthamoeba como otros trastornos oculares, gracias a lo que han descubierto que el brote actual comenzó en 2010, año en el que la incidencia de la enfermedad aumentó a un ritmo de 50 casos por año.

Cuando observaron los factores asociados con la infección, los investigadores encontraron que los usuarios de las soluciones que contenían el ingrediente Oxipol tenían casi cinco veces más probabilidades de contraerla. Además, no lavarse correctamente las manos y la participación en actividades acuáticas con lentes de contacto, aumentan este riesgo, al igual que no renovar diariamente la solución de los estuches.

Contador