Publicado 28/04/2022 11:43

REGIC será interlocutor de los grupos parlamentarios en la definición de enmiendas a la reforma de la Ley de Ciencia

Archivo - Laboratorio.
Archivo - Laboratorio. - XUBINGRUO/ ISTOCK - Archivo

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Red de Entidades Gestoras de Investigación Clínica Hospitalaria y Biosanitaria (REGIC), que integra a 44 instituciones de referencia y más de 30.000 investigadores de toda España, iniciará una ronda de contactos con los diferentes grupos parlamentarios para trabajar en aquellos aspectos del Proyecto de Ley por el que se reforma la Ley de Ciencia, Tecnología e Innovación que requieren de enmiendas técnicas para garantizar los objetivos que persigue la nueva normativa.

En este sentido, REGIC aplaude el nuevo texto y reconoce los avances que conlleva en cuanto a dotar de mayor estabilidad y derechos laborales a las personas que integran los grupos de investigación; impulsar su carrera profesional; la nueva tasa de reposición (que se sitúa en el 120%); la creación de un contrato indefinido específico denominado 'de actividades científico-técnicas'; el compromiso público de financiación; el refuerzo de la transferencia de conocimiento a empresas y sociedad, y de la gobernanza, coordinación y colaboración entre agentes públicos y privados.

Sin embargo, considera que la aplicación en la práctica de algunas de las medidas planteadas no tiene en cuenta las características específicas de los proyectos de investigación ni de las entidades privadas (fundaciones), así como que es necesario desarrollar con mayor profundidad la regulación aplicable en materias como incompatibilidades; patentes; movilidad, y la creación de spin-off (iniciativas empresariales promovidas por miembros de la comunidad universitaria con el objetivo de transferir la investigación).

TRÁMITE PARLAMENTARIO

Una vez que el Consejo de Ministros aprobó el texto normativo, el 18 de febrero, se inició el trámite parlamentario. Los grupos políticos del Congreso han registrado cerca de 400 enmiendas parciales al anteproyecto. Cuando culmine el proceso en esta Cámara, el proyecto de reforma de Ley de Ciencia será remitido al Senado, donde se abrirá un nuevo periodo de presentación de enmiendas.

"Para que se logre el impacto positivo perseguido, se requieren enmiendas muy técnicas y es importante que, a lo hora de concretarlas, se tenga en cuenta al sector científico e investigador", explica la presidenta de REGIC y directora de Investigación e Innovación de Fundació Privada Hospital Asil de Granollers, Diana Navarro.

"Uno de los puntos que genera mayor incertidumbre es el de la contratación, dado el modelo de trabajo por proyectos que es el dominante en la actualidad. Hay que concretar muy bien cómo se va a gestionar", añade.

MEDIDAS REALES Y EFECTIVAS

Además, desde el sector investigador se reclaman medidas reales que impulsen y faciliten una transferencia real del conocimiento generado. España es la octava potencia mundial en producción de conocimiento científico y la quinta en áreas como las terapias avanzadas, pero parte de esa investigación nunca llega al mercado y la sociedad.

Entre las acciones, se mencionan, de forma expresa, la simplificación y agilización de los trámites burocráticos; la articulación de incentivos fiscales a las acciones y proyectos de investigación; el impulso y mayor cobertura de programas y líneas de ayudas públicas, y un marco más favorable para la creación de spin-off.

Otro aspecto relevante es la digitalización de la investigación clínica basada en datos genéticos y moleculares de pacientes, que precisa que se concreten y armonicen aspectos regulatorios y de protección de datos.

Para avanzar en estas líneas, el Pacto por la Ciencia y la Innovación establece que los estados miembros de la Unión Europea deberán invertir en 2030, entre recursos públicos y privados, fondos equivalentes al 3 por ciento del Producto Interior Bruto, siendo el 1,25 por ciento el compromiso del Estado.

Contador