Publicado 02/02/2021 12:55CET

Red-C, la alianza para mejorar la atención a los pacientes con cáncer en España

Ethnic young adult female cancer patient sipping tea
Ethnic young adult female cancer patient sipping tea - GETTY IMAGES / JONATHAN LONG - Archivo

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un total de 14 sociedades científicas y organizaciones sanitarias han formado la alianza 'Red-C', con el objetivo de mejorar los resultados de la asistencia a pacientes con cáncer en España, integrando a 58.200 profesionales sanitarios vinculados a la prevención, diagnóstico, tratamiento y cuidados de precisión de esta enfermedad en España.

La iniciativa, que cuenta con el impulso del grupo Novartis y con la colaboración de Si-Health, se ha fijado una serie de objetivos a corto y largo plazo plasmados en un manifiesto que han rubricado todos los integrantes. Así, los firmantes alertan en el documento sobre el impacto causado por la Covid-19, que "está desestabilizando la asistencia sanitaria a los pacientes con cáncer".

Así, advierten de que las consecuencias "se reflejarán de forma muy dramática en la mortalidad en los próximos años". En el texto, además, exponen que "los retrasos asistenciales y el impacto que esto pueda tener en la relación entre pacientes y profesionales son inaceptables", ya que, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), 1 de cada 5 casos de cáncer no se diagnosticó o se diagnosticó tarde durante la primera ola.

CUATRO OBJETIVOS

Sobre la base del conocimiento que poseen las sociedades científicas y grupos participantes en la Red-C, se han consensuado cuatro grandes metas a alcanzar en la lucha contra el cáncer en España para 2030. En primer lugar, mejorar la salud poblacional en cáncer y reducir las inequidades de acceso tanto a programas individuales como poblacionales, diagnósticos y terapéuticos. Asimismo, persiguen desarrollar mejor medicina y cuidados en cáncer, con un mayor liderazgo clínico.

Además, buscan dar más voz a los pacientes con cáncer y a sus familias y, por último, garantizar nuevas capacidades "clave", a saber: inversión, innovación e investigación, para hacer frente al cáncer y hacer un uso responsable de los recursos empleados.

En este sentido, conscientes de que el avance no es posible sin construir espacios estables para la colaboración entre liderazgos, la Red-C ya ha dado sus primeros pasos con el objetivo de apoyar a las administraciones públicas en la planificación, organización y gestión estratégica del cáncer en España.

"La respuesta es actuar juntos: el liderazgo clínico, el liderazgo de los pacientes, el liderazgo de las administraciones, el liderazgo de todas las industrias concernidas" afirman. Por ello, han mostrado su predisposición de colaborar al Gobierno, en el transcurso de una reunión reciente con el Ministerio de Sanidad, para establecer un canal estable de comunicación y trabajo que les permita sumar esfuerzos para avanzar más rápido en la consecución de las cuatro metas establecidas.

Así las cosas, la Red-C actuará con la Administración en la planificación, organización y gestión estratégica del cáncer en España. Además, como entidad independiente, también implementará soluciones y actividades innovadoras en cáncer, nacionales e internacionales. En este sentido, las entidades miembros proponen "acudir al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) inmediatamente para impulsar un consenso nacional ambicioso ante este enorme reto", según se detalla en el manifiesto.

Además, este consorcio aspira a convertirse en un acelerador para el desarrollo, adopción y aplicación de innovaciones, poniendo en marcha avances de manera organizada y sinérgica entre sectores y sociedades clave en el ámbito del cáncer. Para ello, han priorizado seis líneas de actuación inmediatas para este 2021: impulsar las estrategias de 'screening' en cáncer con evidencia, trabajar el acceso equitativo al diagnóstico molecular y medicina personalizada, desarrollar cuidados personalizados en cáncer, dar más voz a los pacientes con cáncer, trabajándolo con ellos, potenciar la investigación clínica con financiación pública y, por último, acelerar la salud digital en cáncer.
La Red-C se ha organizado con una estructura de colaboración estable.

Para ello, las entidades miembros se han dotado de reglas de funcionamiento que garantizan su credibilidad e independencia; cuentan con una sistemática y dinámica de trabajo, así como con los marcos y herramientas técnicas adecuados para el desarrollo de los nuevos contenidos; y dispone de procesos internos para el aprendizaje y crecimiento.

La Red-C ha trabajado durante estos meses de pandemia causada por la COVID-19 y ha desarrollado nuevos contenidos que permiten reforzar la capacidad inmediata de respuesta al cáncer. "La Red-C no es una alianza o coalición más, pues aspira a ser la referencia en la lucha contra el cáncer en España y en Europa", exponen en el manifiesto.

Las organizaciones miembro que forman parte de esta red son: Sociedad Española de Enfermería Oncológica (SEEO), Sociedad Española de Anatomía Patológica (SeAP-IA), Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH), Asociación Española de Pediatría (AEP), Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR), Grupo de Farmacia Oncológica (GEDEFO-SEFH), Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), Asociación Española de Investigación sobre el Cáncer (Aseica), Sociedad Española de Hematología y oncología pediátricas (SEHOP), Red Oncológica Madrileña (ROM), Institut Català d'Oncologia (ICO), Fundación para la Excelencia y la Calidad de la Oncología (ECO).

Para leer más