Razones por las que eliminar de nuestro día a día los pensamientos negativos que nos rodean

Estados de ánimo, sonrisa, triste,
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / ERMANCIVICI
Actualizado 23/12/2018 10:11:22 CET

   MADRID, 23 Dic. (EDIZIONES) -

   "Alguien dirá que tienes muchos problemas y muchas dificultades y que, por tanto, no puedes ser feliz. Otros, que tienes muchos recursos y dones, y que, por tanto, tienes que ser feliz. Sin embargo, que tú te sientas feliz no depende de lo que digan los demás, ni de tus dones, ni de tus recursos, ni de tus circunstancias. Depende de tu valoración e interpretación personal", según defiende el catedrático jubilado de Psicología Pedro Hernández-Guanir.

   El caso es que mejorar nuestra vida y enriquecerla es importante. No sólo para nuestra salud física sino también para nuestra salud mental. Es lo que este experto de la Universidad de la Laguna defiende en 'Reprográmate' (Paidós), un manual en el que muestra la necesidad de cambiar nuestros moldes mentales, lograr el control de las emociones y, en definitiva, mejorar nuestra vida para ser más felices y estar más sanos.

   "Los moldes mentales -- parte de su investigación-- son una serie de hábitos mentales, una serie de patrones establecidos en nuestra mente o lentes con las que construimos nuestra realidad, con las que interpretamos de una manera peculiar, a nuestra manera, la realidad del día a día. Todos tenemos nuestros moldes mentales", subraya en una entrevista con Infosalus.

   Por ello, explica que en la medida en la que se tenga un molde mental determinado se producirán unos efectos en la forma de verse, también en la de sentir y en la de actuar. "Por eso es tan importante cambiar esos modos de ver, sino no seremos capaces de ver las cosas de otra forma porque nos condicionan mucho. Esa forma de interpretar la R cambia nuestra forma de sentir, de actuar y de reaccionar el organismo", argumenta.

   Para nuestra salud es importante cambiar esos moldes. Según su experiencia clínica, Hernández-Guanir dice que ha visto cómo personas que padecían de intestino irritable o malas digestiones han mejorado de estas dolencias físicas, "o somatizaciones corporales inadecuadas", cuando han decidido cambiar o desprenderse de esos moldes mentales.

   "El molde determina una forma de reacción interna que genera hormonas, neurotransmisores, reacciones en el sistema neurovegetativo, que pueden ser inadecuadas porque dañan órganos concretos de nuestro organismo. ¿Cómo es posible que me haya pasado esto? Cuanto más lo repito ese molde me destruye y genera más veneno dentro de mi, de forma que me hago daño mentalmente pero también físicamente", alerta el catedrático de Psicología jubilado de la Universidad de la Laguna.

IDENTIFICAR 'MOLDES MENTALES'

   A la hora de detectar esos 'moldes mentales' dice que hay algunos que pueden conocerse simplemente hablando y no sólo son de negatividad, muchos también son de anticipación a las cosas, de miedo, que van generando terror y una angustia que a su vez generan emociones internas negativas para el organismo. Dice que también hay otros de insatisfacción permanente, el 'si- pero' es un azote, un maltrato personal constante.

   "Otros son de discrepancia con la realidad, aquellas que fantasean que todo va a ser maravilloso pero luego se derrumban porque sus expectativas son muy altas. También hay personas que se pasan la vida mirando lo que les falta, lo que no tienen, y siempre están incomodos por lo que han dicho o por lo que tienen", agrega el doctor en Psicología.

   Eso sí, este experto en Psicología clínica advierte de que los moldes no son la única causa de nuestro mal, también cita a los 'Núcleos Implicativos Sensibles', que son fruto de nuestra experiencia tras una serie de situaciones críticas que nos han marcado.

   "No tiene por qué ser sólo un trauma puntual, también puede tratarse de situaciones reiteradas que nos abren una herida y nos van haciendo daño, como el complejo de inferioridad, el no sentirse querido, el verse en una situación de conflicto en la familia en los primeros años de vida, por ejemplo. Todo genera una herida profunda y es importante detectarlas porque si no se repetirán luego, a la mínima producirán malestar, incomodidad", avisa el especialista.

   Según defiende, somos nosotros mismos los que en nuestro día a día vamos construyendo esos moldes y NIS, es lo que hay que modificar, reprogramarse, como cita en su libro.

   Para ello, plantea su técnica del 'TBT' o de bombeo terapéutico o 'TBT', muy eficaz según destaca, que te ayudará a eliminar tus emociones negativas, tus heridas o núcleos sensibles y a modificar tus moldes mentales nocivos, causantes de tu insatisfacción.

   A su juicio, lo que más funciona en nosotros es la mente irracional y debemos usar armas apropiadas para luchar contra ello. La TBT entra en estas técnicas para matar y eliminar la 'serpiente' o esos moldes mentales negativos, cargados de heridas profundas y negativas que nos autosabotean y que nos están castigando.

   "Es bombear de todo el organismo. Aprender a liberarse de todo lo tóxico y negativo, de aquellos sentimientos que te hacen daño. El combate contra la serpiente te libera, te purga, te sientes libre porque es una verdadera purga interior. La serpiente nos impide ser libres", subraya.

   Según defiende el catedrático jubilado de Psicología, cuando te liberas encuentras en ese momento una sensación de agrado y disfrute donde te cargas positivamente hasta llegar a una fase de visualización del cambio o 'numen', donde te recargas de energía, alcanzas tus metas, reforzamos nuestro yo, y florecemos más nuestro bienestar y autoestima.

Contador