Publicado 22/09/2021 08:34CET

¿Por qué al rascarnos nos pica más?

Archivo - Woman scratching her back closeup
Archivo - Woman scratching her back closeup - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / VOYAGERIX - Archivo

   MADRID, 22 Sep. (EDIZIONES) -

   La piel por un sarpullido, por un picotazo, o por una dermatitis, por ejemplo, nos pica, y a veces mucho. De hecho, en algunas ocasiones es inevitable rascarse y muchas veces cuanto más nos rascamos, más nos pica. ¿Por qué pasa esto?

   El picor (o prurito), según explica en una entrevista con Infosalus el doctor José Luis Ramírez, dermatólogo de Clínica Dermatológica Internacional (CDI), consiste en una sensación incómoda que se acompaña de un deseo intenso por rascarse la zona afectada.

   "El picor puede ser localizado o generalizado. Las causas son múltiples, siendo las más frecuentes enfermedades dermatológicas como la dermatitis atópica, la psoriasis, picaduras, escabiosis (sarna), por ejemplo. Otra causa muy común es la xerosis (piel seca), sobre todo en pacientes de edad avanzada", detalla el especialista.

   También dice que el picor puede ser un síntoma de enfermedades más importantes, como linfomas, enfermedades renales o hepáticas, o alteraciones tiroideas. "Por suerte, esto es mucho menos frecuente, y se suele acompañar de otros síntomas, pero es muy importante ante un picor generalizado sin lesiones cutáneas que lo justifiquen la visita a un especialista para descartar estas patologías", afirma el experto de CDI.

   Por regla general, según indica el doctor Ramírez, al rascarnos, y de manera inmediata, se produce un alivio momentáneo, pero posteriormente ese rascado hace que se liberen determinadas sustancias que vuelven a 'irritar' las terminaciones nerviosas, por lo que el picor vuelve incluso a veces con más intensidad. "De ahí lo de en el comer y el rascar todo es empezar", agrega.

   Por eso, si nos rascamos de manera continuada una determinada zona del cuerpo la piel de esa zona se va engrosando (liquenificando), aparece más áspera, y puede tener algo de descamación; es lo que se denomina 'liquen simple crónico' o 'neurodermitis', según precisa el experto de Clínica Dermatológica Internacional.

QUÉ HACER CUANDO ALGO NOS PICA

   Con todo ello, el doctor José Luis Ramírez aconseja en primer lugar que, si no tenemos un diagnóstico de por qué estamos experimentando picor, lo mejor que podemos hacer es ir al dermatólogo.

   "Si ya sabemos lo que es (por ejemplo, una picadura), y aun así tenemos mucho picor, podemos intentar 'engañar' al cuerpo: aplicando una crema hidratante fría, por ejemplo, ya que nuestra piel es incapaz de procesar el picor y el frío a la vez", sugiere el dermatólogo.

   Por otro lado, señala que, siempre bajo prescripción médica, las cremas con corticoides alivian de "manera muy eficaz" el picor, y en algunos casos los antihistamínicos orales son también de utilidad (en el caso de la urticaria, por ejemplo).

   En última instancia, el especialista de Clínica Dermatológica Internacional recuerda que, aunque generalmente el picor es un síntoma de una enfermedad dermatológica, ante un picor que no cesa, que va a más, que dura semanas o meses, o que se acompaña de otros síntomas, es importante consultar con un dermatólogo.

Contador