Radiólogos describen qué zonas del pulmón están afectadas en el nuevo coronavirus

Publicado 05/02/2020 16:46:12CET
TC de tórax de un hombre de 29 años de edad afectado con coronavirus, con historial de exposición desconocido, que se presenta con fiebre y tos, requiriendo en última instancia el ingreso en la unidad de cuidados intensivos.
TC de tórax de un hombre de 29 años de edad afectado con coronavirus, con historial de exposición desconocido, que se presenta con fiebre y tos, requiriendo en última instancia el ingreso en la unidad de cuidados intensivos. - RADIOLOGICAL SOCIETY OF NORTH AMERICA

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Hospital Mount Sinai en Nueva York (Estados Unidos) han descrito a través de imágenes de una tomografía computarizada (TC) de tórax las características afectadas en los pulmones de los pacientes que sufren el nuevo coronavirus (2019-nCoV).

En esta serie de casos retrospectivos, publicados en la revista 'Radiology', los investigadores se propusieron caracterizar los hallazgos clave de las imágenes de TC de tórax en un grupo de pacientes infectados con 2019-nCoV en China, con el objetivo de familiarizar a los radiólogos y a los equipos clínicos con las imágenes de este nuevo brote.

Desde el 18 hasta el 27 de enero, 21 pacientes admitidos en tres hospitales en tres provincias de China con infección confirmada de 2019-nCoV se sometieron a una TC de tórax. Eran 13 hombres y 8 mujeres de edades comprendidas entre 29 y 77 años, con una media de edad de 51,2 años. Todos dieron positivo en la infección mediante pruebas de laboratorio de las secreciones respiratorias.

Las imágenes de seguimiento de siete de los ocho pacientes mostraron una progresión leve o moderada de la enfermedad, que se manifestó en el aumento de la extensión y la densidad de las opacidades del espacio aéreo. Los investigadores puntualizan que la ausencia de hallazgos anormales en la tomografía computarizada en el examen inicial no descarta la presencia del coronavirus.

"Nuestra población de pacientes es única en comparación con otras series publicadas sobre el coronavirus de Wuhan en el sentido de que tres de nuestros pacientes tuvieron una TC de tórax inicial normal. Uno de estos pacientes progresó tres días después y desarrolló una lesión nodular solitaria de vidrio esmerilado en el lóbulo inferior derecho, lo que indica que este patrón puede representar la primera manifestación radiológica visible de la enfermedad en algunos pacientes infectados con el coronavirus de Wuhan", explican los responsables de la investigación.

Además, una segunda paciente tuvo un seguimiento normal de la tomografía de tórax cuatro días después de su examen inicial. "Esto sugiere que la TC de tórax carece de sensibilidad completa y no tiene un valor predictivo negativo perfecto. No podemos confiar en que la TC por sí sola excluya completamente la presencia del virus", alertan.

Este hallazgo puede estar relacionado con el hecho de que la infección se caracteriza por un período de incubación de varios días, y puede haber una fase en la que la infección viral se manifiesta con síntomas antes de las anomalías visibles. Los investigadores apuntan que es necesario realizar más estudios para comprender cómo se encuentran los pacientes después del tratamiento, pero sugieren que la experiencia y los resultados de las imágenes de las epidemias de MERS y SARS podrían ser útiles para controlar el brote actual.

Contador