Actualizado 10/06/2010 12:49 CET

La quimioterapia duplica la supervivencia de pacientes con cáncer de vejiga ya operados, según estudio español

El 20 por ciento de estos tumores son muy invasivos y se consideran de alto riesgo, requiriendo cirugía para mejorar su pronóstico

CHICAGO (EE.UU), 10 Jun. (Del enviado especial de EUROPA PRESS, Salvador Alcaide) -

Médicos españoles han conseguido duplicar la tasa de supervivencia en cáncer de vejiga de alto riesgo gracias al uso de quimioterapia después de la extirpación de la vejiga, según los resultados de un estudio presentados en Chicago (EE.UU), en el marco de la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Médica (ASCO, en sus siglas en inglés).

En dicha investigación han colaborado el Grupo Español de Tumores Genitourinarios (SOGUG) y del Grupo Uro-Oncológico de la Asociación Española de Urología (AEU), analizaron a un total de 142 pacientes, con tumores muy invasivos (de grado tres o cuatro).

En estos casos, que no tienen tan buena supervivencia con los tratamientos convencionales, se suele utilizar la cistectomía para hacer frente al tumor, aunque la supervivencia sólo supera los cinco años en un 30 por ciento de los pacientes, según ha explicado a Europa Press el coordinador del estudio y jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla), Luis Paz-Ares.

Por ello, en esta investigación se utilizó un tratamiento quimioterápico de cuatro ciclos con paclitaxel, cisplatino y gemcitabina para tratar de mejorar su pronóstico y se comprobó que, después de cinco años, hasta el 60 por ciento de los pacientes se mantenían vivos.

Además, la tasa de respuesta fue muy buena (el 81 por ciento de los pacientes acabaron los cuatro ciclos) y la toxicidad moderada, con casos de neutyropenia febril en un 9 por ciento de los casos.

En estudios previos se había tratado de comprobar la eficacia de administrar quimioterapia en estos pacientes antes de la cirugía, "consiguiendo mejorar la supervivencia pero no tanto como en esta ocasión", aclara Paz-Ares.

Este tipo de tumores suele diagnosticarse en pacientes de entre 65 y 70 años y, en un 75 por ciento de los casos, está provocada por el consumo de tabaco.