Químicos consiguen sintetizar un potente anticancerígeno para su estudio en humanos

Publicado 17/06/2019 16:57:11CET

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

Químicos de la Universidad de Harvard (Estados Unidos) han logrado la síntesis total del compuesto halicondrina, conocido por ser un potente agente anticancerígeno en estudios con ratones, y presente naturalmente en esponjas de mar aunque solo en cantidades minúsculas. Esta molécula es tan compleja que nunca había sido sintetizada a una escala significativa en el laboratorio.

En su trabajo, publicado en la revista 'Scientific Reports', han sintetizado cantidades suficientes de 'E7130', un fármaco candidato de la clase halicondrina, para permitir por primera vez estudios rigurosos de su actividad biológica, propiedades farmacológicas y eficacia en humanos, todos ellos realizados en colaboración con científicos de la compañía farmacéutica japonesa Eisai.

La molécula ha experimentado un desarrollo inusualmente rápido y ya está siendo probada en un ensayo clínico de fase I en Japón, bajo una licencia de la Oficina de Desarrollo Tecnológico de Harvard para Eisai. La compañía espera comenzar un segundo ensayo clínico en Estados Unidos "a su debido tiempo".

En estudios preclínicos, el equipo de investigación ha identificado 'E7130' no solo como inhibidor de la dinámica de microtúbulos, como se reconoció anteriormente, sino también como un agente novedoso para tratar el microambiente tumoral. La estructura de la molécula completa derivada por síntesis total es particularmente difícil de replicar porque tiene 31 centros quirales, puntos asimétricos que deben estar correctamente orientados. En otras palabras, hay aproximadamente 4.000 millones de maneras de equivocarse.

Cuando el producto natural fue identificado por primera vez hace 33 años por investigadores japoneses, despertó un interés inmediato. "En ese momento, se dieron cuenta de que las halcondrinas parecían extremadamente potentes", recuerda Takashi Owa, coautor del artículo y director de Creación de Medicamentos y Director de Descubrimiento del grupo de negocios de oncología de Eisai.

Con el tiempo, los investigadores que probaron pequeñas cantidades del mismo reconocieron que estaba afectando la formación de microtúbulos, que son esenciales para la división celular. Debido a la estructura única del producto natural, mucha gente estaba interesada en el modo de acción, y los investigadores querían hacer un estudio clínico, pero la falta de suministro de medicamentos les impidió hacerlo.

"En 1992, era impensable sintetizar una cantidad de gramos de halcondrina, pero hace tres años se lo propusimos a Eisai. La síntesis orgánica ha avanzado a ese nivel, incluso con una complejidad molecular que era intocable hace varios años. Estamos encantados de ver que nuestros descubrimientos químicos básicos han hecho posible sintetizar este compuesto a gran escala", explican los científicos, que apuntan que es un logro "realmente sin precedentes y especial".