¿Se pueden prevenir las agujetas?

Publicado 24/08/2019 7:59:42CET
Dolor por ejercicio, agujetas.
Dolor por ejercicio, agujetas.GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / LIZHONGFEI - Archivo

   MADRID, 24 Ago. (EDIZIONES) -

   Casi todo el mundo ha experimentado agujetas, ese dolor tan molesto que aparece cuando se comienza a realizar deporte por primera vez o tras un descanso prolongado. Son muchas las dudas que rodean a las también llamadas dolor muscular de inicio tardío, como cuánto duran, si son útiles o se pueden prevenir.

   Las agujetas están causadas por "el exceso de trabajo muscular, lo que se produce cuando una persona empieza a hacer deporte o actividad física o cuando se vuelve a realizar deporte después de un período de descanso largo, por ejemplo, en el inicio de una pretemporada deportiva después del verano", indica a Infosalus el presidente de la Sociedad Española de Medicina del Deporte (SEMED-FEMEDE), el doctor Pedro Manonelles.

   Pero estas molestias musculares no son una lesión, por lo que "tienen poca trascendencia", según el experto. La utilidad de las agujetas radica en que son un signo de alerta. Así, las genera el organismo "para avisar de que la musculatura está sometida a un esfuerzo superior a lo habitual", puntualiza el doctor Manonelles.

   El también director de la Cátedra Internacional de Medicina del Deporte de la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM) derriba el mito de que las agujetas sirven para indicar que el ejercicio se realiza correctamente. "Exactamente no indican que el ejercicio físico se realice correctamente, sino que es mayor de lo habitual e, incluso, con una intensidad importante", asegura el experto.

   Por otra parte, las agujetas no se pueden prevenir. "Ciertamente no existen formas específicas y verdaderamente útiles para prevenirlas", zanja el doctor Manonelles, que sí considera que el inicio o reinicio de la actividad deportiva se lleve a cabo según las posibilidades de la persona o deportista en cuestión.

ENTRE CINCO Y SIETE DÍAS

   En cualquier caso, "son inevitables", añade el doctor Manonelles, por lo que hay que tolerarlas. Normalmente las agujetas aparecen entre las primeras ocho y 24 horas tras la realización del ejercicio y persisten entre un día y tres. "Si persisten por esfuerzo excesivo desaparecen completamente a los cinco o siete días", añade el catedrático de la UCAM.

   Por lo tanto, ante la presencia de agujetas "en principio se debe proseguir con el programa de trabajo establecido", confirma el experto. No obstante, "si molestan mucho, hay que bajar la intensidad del entrenamiento o descansar un día", aconseja el doctor Manonelles.

   Además, "el reinicio o inicio en las personas que comienzan a practicar deporte o de la práctica deportiva debe hacerse de acuerdo con las posibilidades del deportista en cada momento, con una realización del esfuerzo de forma progresiva", recomienda el experto.

   En este contexto, el doctor Manonelles agrega que la hidratación ha de ser "adecuada", el calentamiento "correcto" y todo ello ha de llevarse a cabo con "un programa de estiramientos después del entrenamiento y con una realización adecuada de períodos de descanso entre entrenamientos y dentro del propio entrenamiento", concluye presidente de SEMED-FEMEDE.

Contador