¿Pueden los hombres tener depresión post parto?

Depresión, hombre, bebé, padre
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / ANTONIOGUILLEM
Publicado 10/08/2018 8:17:32CET

   MADRID, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

La depresión posparto puede afectar a cualquier mujer, independientemente de su edad, raza, origen étnico o situación económica. Se cree que afecta al 10-15% de las mujeres. No tiene por qué aparecer inmediatamente después de dar a luz, y se caracteriza por una tristeza intensa con labilidad emocional grave. No es igual a la tristeza posparto o la psicosis posparto de los primeros días tras el alumbramiento.

    Ahora, la Asociación Americana de Psicología ha señalado que, casi en una proporción similar a la de las mujeres, los hombres también podrían sufrir depresión post parto.

   "Mucho se ha escrito sobre las experiencias de embarazo y post parto de las mujeres, la mayoría explorando reacciones negativas, desde la depresión clínica hasta la psicosis posparto, y atribuyéndolas a los cambios físicos únicos que experimentan las mujeres durante el embarazo", ha señalado el psicólogo Dan Singley, del Centro para la excelencia de los hombres en San Diego.

   Pero la tasa de incidencia de depresión es "comparable entre las madres primerizas y los padres. La depresión posparto ya no se puede ver como una variante patológica de los procesos reproductivos femeninos. El paradigma existente debe modificarse", ha criticado.

   Asimismo, ha explicado que existen investigaciones recientes que han demostrado que aproximadamente el 10 por ciento de los nuevos padres experimentan depresión post parto, y hasta el 18 por ciento tienen algún tipo de trastorno de ansiedad.

    "Desafortunadamente, pocos psicólogos reciben capacitación enfocada para identificar, evaluar o tratar problemas comunes de hombres en el período desde la concepción hasta un año después del parto. Debido a que los hombres tienden a no buscar servicios de salud mental durante este período, la falta de atención académica a este grupo vulnerable refleja una disparidad de salud pública comúnmente pasada por alto", ha especificado.

   Existen factores que pueden contribuir a la depresión y la ansiedad en los nuevos padres como la falta de sueño, la cual ha demostrado ser el factor de riesgo más predictivo para cualquier persona, en cualquier momento, según Rosenquist. La falta de sueño del padre y las necesidades de un bebé son agotadoras, y el tiempo que se pasa fuera del trabajo puede contribuir a la ansiedad.

   Los padres primerizos a veces pueden tener problemas con el conflicto de roles de género, si tienen problemas para adaptarse a lo que la sociedad dice que es el rol tradicional de un padre, y también pueden cuestionar su capacidad de ser un padre competente.

RECOMENDACIONES

   Al pedir una mayor conciencia del problema, Rosenquist y Singley recomendaron exámenes regulares de padres nuevos y expectantes para detectar signos de depresión, especialmente si el padre o la madre tienen algún historial de problemas de salud mental.

   "La detección no distingue entre el trastorno depresivo mayor, que a veces requiere tratamiento con medicamentos además de la psicoterapia, y el trastorno de adaptación, que comúnmente se trata mejor con la psicoterapia sola", según Rosenquist. Sin embargo, identificar la depresión en los hombres puede ser un desafío, porque los síntomas son diferentes para los hombres, ha señalado.

   Según el psicólogo, los hombres pueden la depresión post parto confiando en los amigos para que los apoyen durante el embarazo y después del parto, ha concluido Singley.