Publicado 07/03/2021 07:59CET

¿Se puede prevenir el asma?

Asma.
Asma. - ISTOCK

   MADRID, 7 Mar. (EDIZIONES) -

   Más de 3 millones de personas en España padecen asma, una enfermedad crónica que provoca una inflamación en el interior de los bronquios, que produce una estrechez más o menos importante, e impide la entrada de aire a los pulmones de forma correcta. “El asma no se cura, pero se puede tratar y controlar”, según asegura la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

   Tal y como se ha comprobado hasta la fecha en múltiples estudios científicos, el asma en sí no representa un factor de riesgo para la susceptibilidad a la COVID-19, si bien, al tratarse de una infección respiratoria, al contraerla las personas con asma podrían desencadenar sus síntomas.

   Ahora bien, los CDC norteamericanos puntualizan que, en aquellos casos de asma moderada a grave, en caso de contagiarse de coronavirus SARS-CoV-2 pueden tener un mayor riesgo de enfermar gravemente: “La COVID-19 puede afectarle a la nariz, la garganta, los pulmones (vías respiratorias), causar ataques de asma, y posiblemente derivar en neumonía y enfermedades respiratorias agudas”.

   Sobre sus síntomas, la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) especifica que pueden variar en frecuencia e intensidad: tos, falta de aire, pitos en el pecho y opresión torácica. Ahora, con la llegada de la primavera, así como en otras ocasiones, dice que el asma puede cursar con periodos de empeoramiento intenso (crisis asmática), todo relacionado con la exposición a agentes que producen alergia (asma alérgica).

   “En otros casos pueden sobrevenir crisis causadas directamente por el ejercicio físico, por infecciones respiratorias o por algunos medicamentos como los antiinflamatorios del tipo de la 'Aspirina'”, advierte.

   Así, en una entrevista con Infosalus, el doctor José María Echave-Sustaeta, jefe de Servicio de Neumología del Hospital Quirónsalud Madrid, y uno de los mejores neumólogos de España según la lista Forbes, asegura que el asma no se puede prevenir, si bien afirma que sí se puede actuar sobre los factores de riesgo que pueden provocar su aparición:

   .- Peso: el asma es más frecuente en presencia de sobrepeso u obesidad. Se debe intentar mantener un peso normal, lo que además es beneficioso en muchos otros aspectos de la salud.

   .- Tabaco: se debe evitar la exposición a tabaco activo y pasivo.

   .- Contacto con el tabaco en la infancia precoz: evitar el tabaquismo de la madre en el embarazo y la exposición a tabaco ambiental después del nacimiento; favorecer la lactancia materna.

.- Predisposicion alergica: no se puede actuar sobre el componente hereditario, pero sí se puede actuar intentando generar un entorno doméstico menos alérgico, utilizando colchones/fundas antiácaros; mantener la casa libre de polvo; evitar moquetas, alfombras; evitar la presencia de manchas de humedad; reducir la exposición a epitelios de animales domésticos; intentar reducir la exposición fuera del hogar en los momentos de máxima polinización; favorecer el uso de filtros filtros antialergenos para el aire acondicionado, etc.

.- Productos limpieza del hogar: evitar la exposición de los niños a productos irritantes. Si tienen que usarse, no hacerlo en su presencia.

   .- Otros factores relacionados con la aparición del asma serían la prematuridad y el parto por cesárea.

   .-Favorecer el ejercicio aeróbico: la actividad física regular actúa beneficiosamente en el sistema inmunológico y podría reducir su desarrollo hacia una forma más "relacionada con la aparición de asma".

¿SE PUEDE CURAR EL ASMA?

   Sobre si se puede curar el asma, el doctor Echave mantiene que al tratarse de una enfermedad crónica es difícil que llegue a desaparecer o curarse del todo: “En los niños, especialmente en aquellos que inician un asma antes de los 5 años de vida y en los que el desencadenante suele ser una infección viral, habitualmente una bronquiolitis por un virus respiratorio sincitial (VRS), con frecuencia la enfermedad desaparece entre los 5 y los 10 años”.

   Es más, el neumólogo de Quirónsalud destaca que, “afortunadamente”, la mayor parte de los asmáticos padecen cuadros leves de la enfermedad, al tiempo que indica que los tratamientos actuales permiten generalmente controlar la enfermedad y tener una vida normal y sin limitaciones.