Publicado 09/06/2020 7:54:34 +02:00CET

Prueban un tratamiento de estimulación nerviosa que ofrece una esperanza para el síndrome de Tourette

Chico de espaldas.
Chico de espaldas. - PIXABAYBARESCAR90 - Archivo

   MADRID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Los científicos de la Facultad de Psicología y Facultad de Medicina de la Universidad de Nottingham, en Reino Unido, ha utilizado pulsos repetitivos de estimulación del nervio mediano (ENM) en la muñeca como un nuevo tratamiento que ofrece una esperanza para el síndrome de Tourette (ST).

   Estas estimulaciones nerviosas sirven para atraer la actividad cerebral eléctrica rítmica, conocida como oscilaciones cerebrales, que están asociadas con la supresión de los movimientos. Descubrieron que la ENM rítmica es suficiente para reducir sustancialmente la frecuencia, intensidad y el impulso del tic en individuos con Tourette, según publican en la revista 'Current Biology'.

   El ST es un trastorno del desarrollo neurológico que generalmente se diagnostica entre los ocho y los doce años. Causa sonidos y movimientos involuntarios repetitivos, estereotipados y vocalizaciones que ocurren como ataques, generalmente muchas veces en un solo día, y a menudo están precedidos por un fuerte impulso de tic, denominado impulso premonitorio (PU).

   El profesor Stephen Jackson, que ha dirigido esta investigación, explica que se sabe que los tics son causados por alteraciones en las señales químicas dentro de las redes cerebrales vinculadas a la formación de hábitos y al inicio de los movimientos habituales. Estos cambios conducen a una hiperexcitabilidad en las regiones del cerebro implicadas en la generación de movimientos.

   "Nuestra investigación utilizó con éxito pulsos de corriente eléctrica, suministrados en la muñeca, para aumentar la fuerza de las oscilaciones cerebrales que normalmente deben reducirse en fuerza para generar un movimiento --explica--, lo que provoca una reducción significativa de los tics y, en muchos casos, en la eliminación de las ganas de hacer tics. Este trabajo tiene un enorme potencial para el desarrollo de un tratamiento seguro y eficaz para los tics sin efectos secundarios".

   Diecinueve personas con ST participaron en este estudio, que fue financiado por la organización benéfica Tourettes Action y el Centro de Investigación Biomédica NIHR Nottingham. Los participantes fueron observados durante períodos aleatorios de 1 minuto, durante los cuales se les dieron pulsos rítmicos constantes del MNS en su muñeca derecha, y períodos de 1 minuto durante los cuales no recibieron estimulación. En todos los casos, la estimulación redujo los tics, y también el impulso de tic, y tuvo el efecto más significativo en aquellas personas con los tics más graves.

   Uno de los participantes era Charlie, de 21 años, que ha tenido Tourette durante tres años y se enteró del estudio a través de Tourettes Action que lo ha estado apoyando a él y a su familia. "He probado muchos medicamentos, terapias, técnicas de relajación, grupos de apoyo y cambios en la dieta diferentes para tratar de aliviar mi Tourette y, aunque era escéptico, estaba interesado en participar en este estudio", recuerda.

   "Todo el experimento fue muy surrealista. Cuando los pulsos eléctricos en la muñeca comenzaron a aumentar, los impulsos de tic disminuyeron, lo cual fue una experiencia completamente impactante para mí, me quedé callado y quieto --rememora--. Durante otras tres sesiones noté el mismo resultado, también la estimulación disminuyó mis tics en casa. En la primera sesión de estimulación, sentí como si finalmente se hubiera encontrado un nuevo tratamiento para liberarme de mi Tourette y quería llorar de felicidad".

   "Este avance podría cambiar la estabilidad mental del individuo en la vida y la confianza, lo cual es vital ya que el Síndrome de Tourette puede destruir su vida en un momento dado --asegura--. Es de esperar que este avance cambie la vida de las personas para bien".

   Barbara Morera Maiquez fue autora principal de este estudio resalta que "los resultados de este estudio fueron bastante notables, especialmente en aquellas personas con los tics más graves y mostraron que este tipo de estimulación tiene un potencial real como ayuda para el tratamiento de Tourette".

   "Nuestro objetivo es desarrollar un estimulador ENM similar a un reloj que se pueda usar que se parezca a un reloj Apple o Fitbit y que pueda ser utilizado por la persona fuera de la clínica cuando necesite controlar sus tics", avanza.

   Por su parte, Suzanne Dobson, directora ejecutiva de Tourettes Action, recuerda que no existe un tratamiento farmacéutico para el síndrome de Tourette, por que que "este tratamiento portátil y de autogestión podría cambiar la vida de miles de personas que viven con ST".