Actualizado 19/07/2022 08:44

Prueban un nuevo tratamiento prometedores para el cáncer cerebral pediátrico

Archivo - Cerebro
Archivo - Cerebro - GOGLIK83/ ISTOCK - Archivo

MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un reciente ensayo clínico de fase I dirigido por investigadores del Atrium Health Levine Children's Hospital y del Massachusetts General Hospital (MGH), en Estados Unidos, ha generado resultados prometedores para un nuevo tratamiento de anticuerpos con resultados prometedores para el meduloblastoma, el tipo de tumor cerebral canceroso más frecuente en los niños.

La nueva terapia de anticuerpos bloqueadores se dirigen a una proteína fundamental para la capacidad de las células del meduloblastoma de multiplicarse y propagarse, según publican los investigadors en el 'Clinical Cancer Research', una revista de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer.

El anticuerpo, denominado TB-403, reconoce el factor de crecimiento placentario (PlGF), sobreexpresado en algunos tipos de tumores malignos. El equipo de investigación del MGH demostró previamente que el PlGF y su receptor neuropilina 1 (NRP1) suelen estar sobreexpresados en los meduloblastomas humanos y son necesarios para su crecimiento y progresión en modelos experimentales en ratones (Cell 2013).

Ese trabajo también demostró que el bloqueo de la vía PlGF/NRP1 en modelos de meduloblastoma provocaba la regresión del tumor, disminuía la propagación a la médula espinal y prolongaba la supervivencia.

"Más allá de los nuevos conocimientos biológicos, los resultados experimentales fueron particularmente emocionantes porque el bloqueo de PlGF, a diferencia de otras vías relacionadas con el cáncer, era seguro en los seres humanos y, por lo tanto, era una estrategia particularmente prometedora en la población pediátrica --explica el autor principal Rakesh K. Jain, director de los Laboratorios E.L. Steele para la Biología del Tumor en MGH y profesor de Oncología de Radiación en la Escuela de Medicina de Harvard--. Estamos encantados de ver la traducción inicial de estos conceptos en un ensayo clínico".

En el estudio de fase I, abierto y multicéntrico de escalada de dosis de los investigadores participaron 15 niños con meduloblastoma en recaída o refractario que no respondían a los tratamientos estándar.

Los pacientes recibieron dosis crecientes del anticuerpo contra el PlGF humano TB-403 (20 mg/kg, 50 mg/kg, 100 mg/kg y 175 mg/kg), y todos los pacientes recibieron dos dosis de TB-403 en el primer ciclo de tratamiento. No se alcanzó la dosis máxima tolerada, definida en los ensayos clínicos como la dosis más alta de un fármaco que no causa una toxicidad inaceptable.

Además, aunque no hubo respuestas tumorales parciales (reducciones significativas del tamaño del tumor) en esta población refractaria al tratamiento, siete de 11 pacientes experimentaron una estabilización de la enfermedad -detención de la progresión- que persistió durante más de 100 días en cuatro de ellos.

Los investigadores concluyeron que el tratamiento con TB403 fue bien tolerado e indujo la estabilización de la enfermedad en algunos meduloblastomas en un contexto en el que no había tratamientos eficaces disponibles.

"Estos resultados indican que el tratamiento con TB-403 debería probarse en estudios más amplios de niños con meduloblastoma avanzado y quizás en etapas más tempranas, en combinación con terapias estándar", subraya la autora principal y correspondiente, la doctora Giselle L. Saulnier Sholler, directora del Programa de Tumores Sólidos y Raros de la Fundación Isabella Santos y presidenta del Consorcio de Investigación del Cáncer Infantil Beat del Levine Children's Hospital.

Contador

Más información