Publicado 20/08/2020 17:32:53 +02:00CET

Proteínas en la secreción nasal podrían indicar el inicio y la progresión del Alzheimer

Demencia, Alzheimer
Demencia, Alzheimer - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / WILDPIXEL - Archivo

MADRID, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

Científicos del Instituto de Ciencia y Tecnología de Daegu Gyeongbuk (Corea del Sur) han propuesto una forma novedosa de diagnosticar la enfermedad de Alzheimer de una manera mucho más simple: la recolección y análisis de proteínas específicas en muestras de secreciones nasales.

Desafortunadamente, el Alzheimer no tiene aún una cura completa, pero se ha demostrado que algunos tratamientos retrasan su progresión. Por supuesto, esto significa que el diagnóstico oportuno mientras los síntomas son todavía leves es esencial para maximizar la calidad de vida del paciente. Sin embargo, las tecnologías disponibles actualmente para el diagnóstico de la enfermedad son limitadas porque implican maquinaria costosa y procedimientos invasivos o inconvenientes.

En 2017, estos investigadores descubrieron que la disfunción olfatoria se producía en las primeras etapas del Alzheimer en ratones y sugirieron que la causa de los síntomas era inducida por las acumulaciones de oligómeros de especies solubles de amiloide-B (AB) en el sistema olfativo periférico. Hicieron la hipótesis de que los oligómeros solubles de AB podrían ser detectables en la secreción nasal y que podrían ser un parámetro útil para vigilar la progresión de la enfermedad". Para probar su hipótesis, reunieron y compararon muestras de secreción nasal de 39 pacientes con Alzheimer y 21 personas de un grupo de control con edades similares.

Encontraron que los niveles de dos oligómeros AB en particular (las formas agregadas de AB implicadas como características de la enfermedad de Alzheimer) eran consistentemente más altos en los pacientes del grupo del Alzheimer. Además, los niveles de la forma 'soluble' de esta proteína podrían utilizarse no sólo para separar a los sujetos sanos de los pacientes, sino también para predecir el inicio y la progresión del Alzheimer en un período de tres años.

Aunque se requerirán más investigaciones para comprender mejor el vínculo entre los oligómeros de AB en la secreción nasal y las deficiencias cognitivas relacionadas con el Alzheimer, los resultados son ciertamente prometedores. Se espera que esta nueva técnica diagnóstica ayude a una detección más simple y rápida del Alzheimer y a mejorar el resultado de la enfermedad, aportando así el tan necesario alivio a millones de personas que sufren de Alzheimer en todo el mundo.

Para leer más