Publicado 18/04/2022 13:59

Las proteínas aumentan el crecimiento de la estatura en las niñas pero no en los niños

Archivo - Niño en el Pediatra.
Archivo - Niño en el Pediatra. - GERBE86/ ISTOCK - Archivo

MADRID, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un estudio realizado por nutricionistas de la Universidad de Bonn (Alemania) ha evidenciado que los hombres jóvenes no se benefician del aumento de la ingesta de proteínas en cuanto a su estatura adulta.

Por el contrario, las mujeres jóvenes suelen considerar problemático el hecho de que su estatura supere significativamente los 1,80 metros. En este caso, durante el crecimiento, una ingesta de proteínas adaptada a las recomendaciones puede incluso provocar una reducción de algunos centímetros.

"El estudio es el primero que demuestra la potencia anabólica del nutriente esencial proteína mediante el examen de datos nutricionales detallados a lo largo de un periodo que va de los 3 a los 17 años", explica Thomas Remer, líder del estudio, que se ha publicado en la revista científica 'Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism'.

Los investigadores evaluaron registros dietéticos precisos, recogidas periódicas de orina de 24 horas y mediciones específicas de la estatura de niños y adolescentes a partir de su tercer año de vida en el Centro de Estudios DONALD Dortmund de la Universidad de Bonn. Se estudió a un total de 189 niñas y niños sanos. Los investigadores registraron la ingesta de proteínas no sólo a partir de los datos de la encuesta dietética, sino también midiendo la excreción de nitrógeno ureico en la orina.

Mientras que un aumento de la ingesta de proteínas no tuvo ningún efecto sobre la altura corporal en los chicos y jóvenes, se encontró una clara relación en las chicas.

Según los cálculos de los científicos, un aumento medio de unos siete gramos diarios de proteínas por encima de las recomendaciones de ingesta conduce de media a un aumento de la estatura de un centímetro.

"Si no se desea un aumento de la estatura, las chicas pueden incluso lograr una reducción de su estatura adulta posterior en unos pocos centímetros durante el crecimiento ajustando su ingesta de proteínas a las recomendaciones, es decir, no aumentando innecesariamente su ingesta de proteínas", dice Remer.

Según los datos, incluso con ingestas claramente superiores a las necesidades, las proteínas siguen teniendo efectos significativos de promoción del crecimiento en las niñas.

"Este efecto sobre la altura no parece desempeñar un papel relevante en los chicos con ingestas de proteínas superiores a las necesarias. Aparentemente, para ellos, los efectos significativamente más fuertes de las hormonas sexuales -incluida la testosterona- sobre el eje de la hormona del crecimiento dejan menos espacio para un efecto nutricional anabólico adicional de las proteínas", apuntan.

En principio, la ingesta de proteínas no debería ser notablemente superior a las recomendaciones, como la de 48 gramos al día para las adolescentes de 15 a 17 años, según los investigadores.

Sin embargo, en la realidad, la ingesta diaria de proteínas de muchos niños es considerablemente superior, en algunos casos entre 1,7 y 2 veces. "Todavía no se han examinado satisfactoriamente las posibles consecuencias a largo plazo de una ingesta de proteínas tan elevada. Sólo en lo que respecta a la estabilidad ósea hemos podido observar relaciones positivas con el aumento de la ingesta de proteínas en estudios anteriores, siempre que la ingesta de frutas y verduras no fuera demasiado baja y, por tanto, la carga de ácidos dependiente de la dieta no fuera demasiado alta", concluye Remer.

Contador