Una proteína conocida por combatir los tumores también aumenta el crecimiento del cáncer

Actualizado 01/02/2019 17:37:47 CET
PIXABAY - Archivo

   MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Al buscar una descripción de "p53" queda claro que esta proteína humana es ampliamente conocida por sus beneficios para combatir el cáncer, lo que lleva a que se la renombre como "el guardián del genoma". Científicos de la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos, publican en 'Cancer Cell' un nuevo estudio que cuestiona esa descripción.

   Al estudiar la versión "tipo salvaje" de p53 (WTp53), la forma que existe ampliamente en la naturaleza, Jinchul Kim, Lili Yu, Xuemei Fu, Yang Xu y sus colegas encontraron evidencia de que, en ciertos casos, WTp53 juega un papel importante en la promoción de tumores, en lugar de suprimirlos. Este hallazgo explica una paradoja establecida de que, aunque p53 está mutada en más del 50 por ciento de todos los cánceres humanos, no suele estar mutada en ciertos cánceres humanos, como el cáncer de hígado.

   Los científicos describen la culminación de más de cuatro años de investigación sobre el cáncer de hígado que muestra que WTp53 estimula el crecimiento de tumores al mejorar el metabolismo del cáncer. La clave, según los investigadores, es una proteína conocida como PUMA (el acrónimo de "modulador de la apoptosis regulada por incremento de p53"), que funciona dentro de las mitocondrias, el centro energético de las células.

   Los investigadores encontraron que, a niveles apropiados, PUMA interrumpe la función normal de las mitocondrias y provoca un cambio de la fosforilación oxidativa, un proceso para la producción eficiente de energía en las células, a la glucólisis, una ruta de energía alternativa que ayuda a estimular el metabolismo del cáncer.

MISMA FUNCIÓN, PERO CON UN PAPEL OPUESTO EN DOS CONTEXTOS DISTINTOS

   "La idea ampliamente aceptada es que p53 suprime el cáncer, pero en nuestro estudio argumentaríamos en contra de eso", explica Xu, profesor de la División de Biología Molecular de la División de Ciencias Biológicas. "En algunos cánceres tendría el efecto contrario al promover el cáncer", añade Xu. Indica que p53 efectivamente detiene el inicio de los tumores al reducir la fosforilación oxidativa que produce las toxinas del genoma; pero, una vez que se establecen los tumores, p53 puede funcionar para mejorar la progresión del tumor.

   "En realidad, es la misma función, pero desempeña exactamente el papel opuesto en dos contextos diferentes", subraya Xu sobre los hallazgos de la investigación, que se basaron en una combinación de datos de muestras celulares, modelos de ratones y pacientes humanos.

   Xu dice que la investigación proporciona una advertencia para el descubrimiento de medicamentos contra el cáncer. Las terapias farmacológicas diseñadas para mejorar la función de p53 en pacientes con cáncer pueden causar inadvertidamente un efecto contrario.

   "Este papel de WTp53 puede resolver varias paradojas duraderas en la biología de p53 y será fundamental en el desarrollo de terapias contra el cáncer, especialmente en el contexto de las estrategias altamente perseguidas para eliminar el cáncer humano activando WTp53 o restaurando la función WTp53 en los cánceres con p53 mutante", señalan los autores en el artículo.

Para leer más