Actualizado 28/06/2010 13:51 CET

Los programas de rehabilitación respiratoria son efectivos y disminuyen los costes del sistema sanitario, según estudio

MÁLAGA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los programas de rehabilitación respiratoria son efectivos, a la par que permiten disminuir los costes del sistema sanitario, según sostiene un estudio realizado por el Servicio de Neumología del Hospital Carlos Haya de Málaga, dirigido por el doctor Doménech del Río y en el que se ha abordado la influencia de un programa de rehabilitación respiratoria sobre las asistencias a urgencias e ingresos hospitalarios en pacientes con EPOC.

El estudio, que ha sido ya publicado en el número 22 de la Revista Española de Patología Torácica, que edita la Asociación de Neumólogos del Sur (NEUMOSUR), tenía precisamente como objetivo confirmar que los programas de rehabilitación respiratoria son de gran utilidad para este tipo de pacientes, "aunque tienen una escasa difusión en política sanitaria", admite dicho trabajo.

Ahora esta investigación apunta al hecho de que dichos programas de rehabilitación contribuyen a disminuir de forma significativa el número de visitas a urgencias en un 37,7 por ciento y los ingresos hospitalarios en un 48,2 por ciento, favoreciendo, de manera directa, la disminución de los costes del sistema sanitario.

Asimismo, se observó una mejoría significativa en la capacidad de ejercicio de los pacientes por lo que los neumólogos apuestan por la implantación de este tipo de programas debido a la gran conveniencia que suponen para la mejoría de los pacientes con EPOC.

La metodología utilizada analizó a 40 pacientes ex fumadores, con una edad media de 64 años y graves cuadros de EPOC, que fueron incluidos en un programa de rehabilitación respiratoria, consistente en la realización de 30 sesiones con ejercicios y fisioterapia respiratoria. Además, se realizaron espirometrías, plestimografías y post-rehabilitación.

Los programas de rehabilitación respiratoria cuentan con un extenso método de actividades como educación del paciente y su familia, deshabituación tabáquica, tratamiento farmacológico, técnicas de fisioterapia respiratoria, técnicas de entrenamiento al ejercicio y de entrenamiento de los músculos respiratorios o asistencia a domicilio de oxigenoterapia y ventilación mecánica no invasiva.