Los profesionales sanitarios "deben aprovechar las consultas para detectar la EPOC" porque su prevalencia aumenta

Actualizado 03/11/2011 14:18:18 CET
Los Representantes De Pacientes, SEPAR Y Nycomed Explican El Contenido De La Guí
EUROPA PRESS

Deben hacerse espirometrías todos los fumadores mayores de 35 años

MADRID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los expertos creen que "los profesionales sanitarios deben aprovechar las consultas generales para intentar detectar la EPOC en pacientes que presenten síntomas", tal y como asegura la coordinadora del Área EPOC de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), la doctora Myriam Calle. La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) se diagnostica mediante una espirometría que mide la capacidad pulmonar. A su juicio toda persona fumadora y mayor de 35 años "debe hacerse la prueba".

La EPOC es una enfermedad respiratoria que afecta sobre todo a las personas mayores, ya que "un 10,2 por ciento de la población de entre 40 y 80 años padece EPOC", asegura la especialista. La cifra de pacientes en España supera ya los dos millones, y está aumentando considerablemente en las mujeres. Además, su prevalencia estará en auge en los próximos años, según la Organización Mundial de la Salud, "por el envejecimiento de la población y la insistencia en el tabaquismo", explica Calle.

El consumo "origina el 80 por ciento de los casos de la enfermedad en España, por lo que dejar de fumar es indispensable", asegura la integrante de SEPAR. Este riesgo es aún mayor en los pacientes que tienen el déficit de una enzima que controla esta sustancia, ya que fumando poco ya pueden padecer la enfermedad. El resto de los afectados enferman por otras causas, pero "si no se fuma, se reducen muchísimo las posibilidades de tener EPOC", explica.

SÍNTOMAS

A menudo los fumadores no distinguen entre los síntomas de la EPOC y las complicaciones que el tabaco presenta en la vida diaria. "Cuando se les preguntan si tosen responden que de una manera normal, pero toser no es algo normal", comenta la directora del departamento médico de Nycomed, la doctora Elena Martínez. En este sentido, Calle explica que los fumadores "tosen y producen esputos, lo que puede ser EPOC o una bronquitis crónica. Pero aún así, el tabaco les está haciendo daño".

Otras circunstancias que avisan de una posible EPOC son la falta de oxígeno o la fatiga constante. Detectar estos síntomas es inestimable para conseguir un diagnóstico precoz; algo que "mejorará la vida del enfermo, pues será tratado antes", comenta Calle.

Sin embargo, "existe un desconocimiento de la enfermedad muy extendido, y sólo uno de cada cuatro pacientes está diagnosticado", observa Calle. Para solucionarlo, SEPAR y el Foro Español de Pacientes han lanzado una Guía Audiovisual dirigida a pacientes de EPOC y sus familiares con motivo del día mundial de esta enfermedad, que se celebrará el 15 de noviembre. "El objetivo es facilitar ayuda para obtener mayor bienestar y conocimiento de la enfermedad", explica la galena.

La guía, que ha sido patrocinada por Nycomed y aprobada por el Ministerio de Sanidad, tiene el objetivo de "hacer más fácil el día a día del paciente y enseñarle a vivir con su enfermedad", razona Calle. Además, este documento será de muy fácil acceso, ya que se encontrará en las consultas y en el portal web de SEPAR.

TRATAMIENTO

Los médicos recomiendan a los enfermos que respiren a través de una máquina durante 16 horas diarias, algo que José Luis Lesaola, paciente y participante en la guía, cumple "casi al cien por cien. Por lo menos 14 horas si que estoy conectado". También es necesario el consumo de "antiinfalamtorios orales y broncodilatadores", para evitar que la enfermedad se agrave, advierte Calle.

Otra actividad necesaria es el ejercicio físico -siempre realizado mientras se respira a través de la máquina- "para fortalecer la musculatura respiratoria", explica la doctora de SEPAR. Por último, se debe hacer una dieta equilibrada y evitar esfuerzos exagerados.

Si los enfermos no cumplen con estas indicaciones se pueden producir agudizaciones y, con ello, "reducirse el tiempo de supervivencia", comenta la experta. Además, "no es comprensible que el paciente no utilice la máquina de oxígeno, pues tiene un coste diario de unos 100 euros para el sistema sanitario", sentencia.