Publicado 12/04/2020 17:16:10 +02:00CET

Profesionales de AP realizan el seguimiento del 80% de los pacientes que no necesitan hospitalización

Más de 2,5 millones de personas escogieron la consulta telefónica en atención primaria del Sergas en 2017
Más de 2,5 millones de personas escogieron la consulta telefónica en atención primaria del Sergas en 2017 - XUNTA - Archivo

MADRID, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

La atención clínica de entre el 80 y 90 por ciento de los afectados por la Covid-19 se está realizando desde Atención Primaria mediante los mecanismos más oportunos en cada caso, desde el seguimiento clínico domiciliario, telefónico o presencial, y de acuerdo con criterios de seguridad asistencial y de coste-eficiencia.

Ante esta situación, y con motivo de la celebración este domingo, 12 de abril, del Día de la Atención Primaria, el conjunto de profesionales que trabajan en Atención Primaria de Salud consideran "oportuno y necesario reclamar y reivindicar, hoy más que nunca", a todas las Administraciones, desde la Presidencia del Gobierno y el Ministerio de Sanidad hasta los distintos Gobiernos Autonómicos y Consejerías de Salud, que "se impliquen en la defensa explícita de la Atención Primaria".

Una defensa que, a su juicio, debe pasar, en primer lugar, por el reconocimiento de la atención integral que, "tanto históricamente como en el actual momento de pandemia sanitaria", están ejerciendo el conjunto de profesionales de la Atención Primaria y, en segundo lugar, "la no desarticulación de esta potentísima línea de atención que permite fortalecer la base del mantenimiento del Sistema Nacional de Salud".

En un comunicado firmado por la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, la Asociación de Enfermería Comunitaria y la Federación de Asociaciones de Enfermería Comunitaria y Atención Primaria, señalan su preocupación por "cómo diferentes Administraciones "han cerrado" la puerta de entrada que da acceso al Sistema Sanitario a los pacientes que lo necesitan, al no dotarles de los recursos imprescindibles o cerrando, en muchos casos, la actividad de centros de salud y consultorios".

Y, en este sentido, ponen el foco en el "peligroso riesgo" de que algunas de las medidas extraordinarias aprobadas por distintas CCAA puedan desencadenar, por falta de seguimiento, reagudizaciones de pacientes frágiles y de enfermos crónicos con comorbilidad, "convirtiendo estas situaciones en un elemento más que tensione y provoque mayor estrés al que ya está sometido todo el SNS, así como mortalidad derivada".

De todo lo anterior deducen la necesidad de una AP "fuerte", con plantillas adecuadamente dimensionadas y con dotación de los profesionales mejor preparados, en las que más que nunca se hace necesario un enfoque transdisciplinar que garantice la total cobertura de los problemas de los pacientes y sus familias y en el que, una vez más, "la perfecta coordinación del binomio medicina/enfermería resulta imprescindible".

Finalmente, en su comunicado han querido hacer un especial reconocimiento a los profesionales especialistas en medicina y enfermería fallecidos víctimas de esta pandemia. "A sus familias y las personas que forman parte de su entorno profesional y personal, debemos hacerles llegar un caluroso abrazo de pésame y el compromiso de continuar defendiendo los valores con los que ellas y ellos manifestaron el más alto compromiso", señalan.