Problemas de conducta y de sueño en la infancia, vinculados al insomnio de adultos

Publicado 09/09/2019 7:44:32CET
Insomnio
Insomnio - CHRISTOPHER ADAMS/FLICKR - Archivo

MADRID, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los padres deberían ayudar a sus hijos a conseguir mejores patrones de sueño, además de solventar cualquier problema de comportamiento, ya que esto puede conducir a un insomnio severo en la mediana edad, según muestra un estudio innovador publicado en la revista 'JAMA Network Open'.

Investigadores australianos han utilizado datos de un estudio demográfico de larga duración en el Reino Unido para encontrar vínculos entre problemas de conducta infantil moderados a severos y el insomnio en adultos a la edad de 42 años.

El insomnio es el trastorno del sueño más común en adultos, y se estima que afecta a casi una de cada tres personas. Además, el insomnio crónico se asocia con un mayor riesgo de salud mental y otras consecuencias de salud, bienestar y económicas, incluida la capacidad de trabajo.

"Este estudio muestra una asociación constante de problemas de conducta durante la infancia, particularmente a las edades de 5 y 10 años, con síntomas de insomnio en la edad adulta --explica Robert Adams, de la Universidad de Flinders, profesor de Medicina Respiratoria y del Sueño en el Instituto Adelaide de Salud del Sueño, centro líder en investigación en Australia--. Los hallazgos sugieren que la intervención temprana para controlar los comportamientos externalizados de los niños, como el acoso escolar, la irritabilidad o la inquietud constante, puede reducir el riesgo de insomnio en adultos".

"Además de identificar los problemas del sueño temprano en la vida --añade--, también debemos identificar a los niños con problemas de comportamiento moderados a severos que persisten durante la infancia como beneficiarios potenciales de la intervención temprana con un enfoque en la salud del sueño".

Según destaca el doctor Yohannes Adama Melaku, se trata del primer estudio que sugiere una asociación desfavorable entre los problemas de conducta en la primera infancia en los niños y abordar el insomnio, desde una perspectiva de toda la vida.

"Dado el coste de los trastornos del sueño, incluido el insomnio, para todas las economías y sociedades del mundo, es otro paso importante para manejar este problema endémico en la comunidad --dice--. Este primer estudio es importante porque no conocemos exactamente los factores de la infancia o los primeros años de vida que potencialmente influyen en este resultado del insomnio y encontrar estas conexiones podría reducir los trastornos del sueño en el futuro".

El Estudio de Cohorte de Nacimientos de 1970 del Reino Unido es un estudio a gran escala de más de 16.000 bebés nacidos en una sola semana. El estudio actual incluye personas de la cohorte de 5 años (8.550 participantes), 10 (9.090 personas) y 16 años (7.653) seguidos hasta los 42 años (2012). El análisis estadístico se realizó del 1 de febrero al 15 de julio de 2019.

El estudio se centró en los problemas de comportamiento externos informados por los padres, incluidos los casos de inquietud, desobediencia, peleas, intimidación, daños a la propiedad y robo e irritabilidad.