Publicado 04/06/2021 13:10CET

El problema del tabú que rodea a la infertilidad masculina

Archivo - Infertilidad, problemas de fertilidad
Archivo - Infertilidad, problemas de fertilidad - CLÍNICA MARGEN - Archivo

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

Según advierte la directora médica de Fertilab Barcelona, la doctora Federica Moffa, existe "una falsa creencia o mito" de que el origen de la infertilidad en la pareja reside en la mujer, lo que, unido "al gran tabú" en torno a la infertilidad masculina, provoca que entre el 40 y el 50 por ciento de los casos de infertilidad de los hombres "se puedan llegar a desconocer".

Tal y como explica, al contrario que pasa con las causas de la infertilidad masculina, la mujer siempre ha tenido que cargar con el estigma social de la infertilidad al ser ellas las que se embarazan y paren. "Aún existe la opinión que si no hay embarazo es porque la mujer no es fértil. Esto ha propiciado que haya habido históricamente un mayor interés en el estudio de la fertilidad femenina, en detrimento de la parte masculina", incide la experta.

"Mientras que no trabajemos para entender a qué se debe la mitad de los casos de infertilidad masculina, los médicos sí que conocemos cerca del 80% de los casos de infertilidad femenina", reclama. Aún así, entre las causas conocidas más recurrentes de la infertilidad masculina, se encuentran los trastornos o traumas existentes en los testículos y la zona genital, problemas con el esperma, trastornos hipotalámicos o pituitarios.

En este sentido, tal y como señala la doctora, los datos recogidos por la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), la autoridad científica que aglutina todas las clínicas de reproducción asistida del país y recopila todos sus datos clínicos, alertan de un descenso de la calidad del semen de los españoles. "Según los datos registrados, hay clínicas que han registrado un aumento interanual del 138 por ciento de consultas por infertilidad masculina", avisa.

"La infertilidad, una vez diagnosticada clínicamente, suele acarrear un duro proceso de aceptación tanto para el hombre como para la mujer, ya que con el diagnóstico se trunca la ilusión de poder tener una descendencia de manera natural", declara la doctora Moffa. "Nosotros siempre recomendamos que la pareja mantenga relaciones sexuales sin anticonceptivos ni protección durante un año. Si pasado este periodo no hay embarazo, es momento de acudir al especialista. En ese punto sí que entraríamos a realizar todo tipo de pruebas diagnósticas para detectar el origen del problema".

Además de hacer una revisión del historial clínico y una exploración médica, tanto en el hombre como en la mujer, las pruebas habituales que se hacen en las mujeres suelen ser un estudio hormonal, una histerosalpingosonografía y otros tests diagnósticos necesarios. En el caso de los hombres, el test más habitual es el seminograma completo, es decir, un estudio de la calidad del esperma, en el que se hace un recuento de espermatozoides por centímetro cúbico, la movilidad y su forma. En definitiva, un estudio cuantitativo y cualitativo del semen del varón.

Desde Fertilab Barcelona avisan que el resultado ideal en un seminograma es aquel que muestra más de 15 millones de espermatozoides por mililitro, con al menos el 32 por ciento de ellos con movimiento progresivo y al menos que el 4 por ciento de estos no presenten sin deformaciones.

Por otro lado, la experta ha comentado las cuatro causas o factores de riesgo más estudiados de infertilidad femenina, más conocida que la masculina. En primer lugar, la edad avanzada de la mujer, ya que a partir de los 35 años hay una disminución importante de la capacidad reproductiva mediante la propia reserva ovárica. En segundo lugar, las lesiones en las trompas de Falopio forman parte de aproximadamente un 25 por ciento de los casos de infertilidad en las mujeres. La endometriosis es la tercera causa principal de infertilidad y, finalmente, otro gran factor de riesgo es el síndrome de ovarios poliquísticos.

Además, hay más factores de riesgo a tener en cuenta en los casos de infertilidad femenina y masculina, como pueden ser las enfermedades de transmisión sexual, la diabetes, los trastornos hormonales, miomas uterinos en la mujer, cáncer, asma, o problemas de salud mental, así como alguna medicación.

Por último, al ser la edad una de las principales causas de infertilidad para las mujeres que quieren tener hijos con sus propios óvulos, desde Fertilab Barcelona recomiendan prevenir la infertilidad mediante la vitrificación de óvulos antes de los 35 años. "Es como un seguro de vida", afirma la directora médica de la clínica barcelonesa.

Contador