Actualizado 06/12/2020 08:59 CET

La primera respiración del bebé desencadena estos cambios vitales en el cerebro

La exposición al lenguaje infantil da forma a los circuitos cerebrales
La exposición al lenguaje infantil da forma a los circuitos cerebrales - DRA. KATHRYN L. HUMPHREYS

MADRID, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

Una nueva investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Virginia (Estados Unidos) ha arrojado luz sobre los cambios de por vida en los sistemas respiratorios que se producen con el primer aliento de un bebé, y puede ofrecer importantes conocimientos sobre el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

En su trabajo, publicado en la revista 'Nature', han descubierto un sistema de señales en el tronco del cerebro que se activa casi inmediatamente al nacer para facilitar la respiración temprana. Ese primer jadeo que todos los padres aprecian parece desencadenar este sistema de apoyo.

"El nacimiento es traumático para el recién nacido, ya que el bebé tiene que tomar de forma independiente el control de varias funciones corporales importantes, incluida la respiración. Creemos que la activación de este sistema de apoyo en el nacimiento proporciona un factor de seguridad adicional para este período crítico", explica uno de los líderes del estudio, Douglas A. Bayliss.

Los nuevos hallazgos ayudan a los investigadores a comprender cómo las transiciones respiratorias de un estado frágil, susceptible de sufrir daños cerebrales y pausas potencialmente mortales, en las primeras etapas del desarrollo, a un sistema fisiológico estable y robusto que abastece de forma impecable al cuerpo de oxígeno durante el resto de nuestras vidas. Antes de que nazca un bebé, la respiración no es necesaria y los movimientos respiratorios sólo ocurren de forma intermitente, por lo que la transición en el nacimiento puede ser un momento muy vulnerable.

Los investigadores encontraron que un gen específico se activa inmediatamente al nacer en un grupo de neuronas que regulan la respiración de forma selectiva en los ratones. Este gen produce un neurotransmisor peptídico, una cadena de aminoácidos que transmite información entre las neuronas. Este transmisor, llamado PACAP, comienza a ser liberado por estas neuronas justo cuando el bebé emerge al mundo.

Los científicos determinaron que la supresión del péptido en los ratones causaba problemas respiratorios y aumentaba la frecuencia de las apneas, que son pausas potencialmente peligrosas en la respiración. Estas apneas aumentaron aún más con los cambios en la temperatura ambiental. Estas observaciones sugieren que los problemas con el sistema de neuropéptidos pueden contribuir al SMIS.

El síndrome de muerte súbita del lactante, también conocido como muerte en la cuna, es la muerte súbita e inexplicable de un niño de menos de un año de edad. Es la principal causa de mortalidad infantil en los países occidentales. El síndrome de muerte súbita del lactante se atribuye a una combinación de factores genéticos y ambientales, incluida la temperatura. Esta nueva investigación sugiere que los problemas con el sistema de neuropéptidos pueden aumentar la susceptibilidad de los bebés al SMSL y a otros problemas respiratorios.

El PACAP es la primera molécula de señalización que ha demostrado ser activada masiva y específicamente al nacer por la red respiratoria, y ha sido vinculada genéticamente al SMIS en los bebés. Las causas del SMSL son probablemente complejas, y puede haber otros factores importantes por descubrir, señalan los investigadores.